null: nullpx
Juegos Olímpicos

Sí, soy famoso en Tuvalu. Atentamente, Un desconocido

Tuvalu, un pequeño país de apenas 11,000 personas, mandó un solo atleta a Río. Esta es la historia de Etimoni Timuani.
13 Ago 2016 – 03:22 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Etimoni Timuani, desfiló solo en la inauguración de Río Crédito: Buda Mendes / Getty Images

Por Ivan Pérez | @ivanpm82

RÍO DE JANEIRO. Tuvalu es un paraíso. Pero llegar ahí cuesta. Eso sí, pensarás que es el cielo y que en el cielo hay agua cristalina, playas solitarias, palmeras, corales y también te vendrá a la mente que el cielo es un espacio chiquito, pequeñito, en el que da mucho por llover en las tardes.

Llegar allí te costará casi 50 horas. Te dije, no es fácil. Primero tienes que tomar un avión en Los Ángeles rumbo a Nadi, de Nadi otro más para aterrizar en Suva y luego esperar la conexión a Funafuti. Sí, los nombres ya te anuncian que a donde vas es una especie de cuento de hadas.

Cuando salgas del aeropuerto sabrás que el paraíso está entre nosotros y además, con un vistazo casi abarcarás la mitad de la isla. Tuvalu es uno de los tres países más pequeños del mundo y honró su tamaño enviando a la delegación más chica a Río de Janeiro. Un atleta. Nadie más. En casa no hay más de 11,000 personas.

Tuvalu es una isla del Pacífico que la ubicas haciendo zoom en tu móvil. Primero tienes que colocarte entre Papúa Nueva Guinea y Hawái, luego empezar a rascar en el mapa hasta que te encuentres ese pequeño punto en la tierra. Si el mar quisiera, se devoraría a la isla por completo y nadie nos enteraríamos.

Hoy – ya el otro día en Tuvalu- Etimoni Timuani corrió los 100 metros. Si alguien no lo vio en vivo en la isla, se escapó la posibilidad de mirar a alguien más de su país, porque no hay nadie más. “Sólo vengo con mi entrenador”, dijo al terminar la competencia. Ni su familia, ni novia, nadie. A la 1 de la mañana compitió.

-¿En tu país estaban atentos a tu carrera?

-Claro que sí… espero que sí.

Y luego suelta una risa tímida. No le acomodan las grabadoras y su cuerpo color chocolate le empuja a irse, tomar una dicha y ciao.

-¿Eres famoso en tu país?

-Si, claro, mucho.

Y no es famoso sólo por correr. En toda la isla lo conocen porque además de ser el hombre más rápido en los 26 kilómetros cuadrados a la redonda -que es lo que mide todo Tuvalu- también juega en la selección de futbol y futbol de sala de su país. Inclusive hace tres años, en su equipo local, marcó un gol en la final que les dio el título. Así que Etimoni puede ser ídolo en varios frentes.

“Creo que prefiero el atletismo que el futbol”. Cuando sea 2020 aspira a volver a los Juegos Olímpicos. “Esto es un sueño, es una gran sensación estar aquí”.

Su uniforme es azul y trae en el pecho la bandera de su país. Ha corrido lo que ha podido. Fue junto a Richson Simeon de Mongolia, hicieron los peores tiempos de los 100 metros en Río. Ambos pararon el cronómetro en 11.81 segundos. Una eternidad en esta prueba. “A veces se gana y en ocasiones se pierde”.

La carrera de Etimoni se miró por la señal de Sky Pacific. En la isla hay al menos 1,500 celulares y se desconoce el número de televisores. Pero asegura que a la 1 de la mañana la gente estuvo al pendiente.

-¿Conoces a Usain Bolt?

-Sí, un día en el Mundial de Beijing me dijo, ‘buena suerte’, eso fue todo.

-------

Ivan Pérez es Editor de deportes del periódico El Economista, fundador de Cámara Húngara y colaborador de Forbes México. Ganador del premio 50 años de la Copa Libertadores en la categoría de prensa escrita. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México, Licenciado en Periodismo por el PART, becario del Programa Prensa y Democracia (Prende).

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Juegos Olímpicos

Más contenido de tu interés