null: nullpx
Hockey

¿Por qué se permiten las peleas en el hockey sobre hielo?

Eso no quiere decir que los rijosos salgan impunes pero es importante saber por qué se aceptan.
5 Abr 2020 – 01:29 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Piensen por un momento en un deporte de conjunto (quizás con la excepción del voleibol) en el que los ánimos no se hayan caldeado a grado tal que la única solución sean los puños, una pelea para resolverlo, en aras de traer la 'paz' al partido. Ninguno podría quedar excluido de la lista, pero en el hockey las peleas son permitidas.

En uno de sus primeros reglamentos divulgados al público, en 1922, la National Hockey League (NHL) contempló en su Regla 56, un aspecto del juego llamado 'puñetazos', considerado como parte del deporte. Por estos días, la NHL contempla esa situación del juego en su Regla 46, aunque el concepto ha cambiado porque las peleas se consideran como una violación al reglamento.

En el hockey hay seis jugadores por equipo en la pista, cinco de posición y el guardameta, y aunque los jugadores permanecen sobre el hielo poco más de un minuto, mientras vuelven a la banca a tomar aire para su siguiente turno (shift) en pista, es el tiempo suficiente para ir generando aminadversión con los rivales, hasta el punto de arrojar los guantes al hielo, liberar los puños y resolverlo como dictan los cánones.


Que los árbitros permitan las peleas no quiere decir que no existan penas ante estos métodos 'cavernarios' pero espectaculares y socorridos por los aficionados. Cualquier jugador que incurra en una pelea se irá a la congeladora (penalty box) por al menos cinco minutos. Esto no significa que los oficiales no ejerzan castigos adicionales, como minutos extra por otros motivos, o incluso hasta la expulsión si es necesario.
Muchos se preguntan el porqué este tipo de violencia es todavía permitida por la NHL, y otras ligas de hockey del mundo, y en entrevistas recientes con el comisionado Gary Bettman, da a entender que este tema no va a desaparecer, al menos en el futuro cercano.

Bettman le llamó en su momento a las peleas como un 'termómetro' del deporte y que "puede ayudar a prevenir lesiones", y aunque parece un disparate, no hay nada más cercano a la verdad. Entiéndase, es una especie de regulador del deporte mismo. Pero antes de decir el porqué se permiten las peleas en el hockey, quiero poner un par de antecedentes para entender las palabras del comisionado.


En mayo de 1993, Dale Hunter de los Washington Capitals perdió la cabeza y después de que Pierre Turgeon de los New York Islanders anotara un gol, que fue el último clavo en el ataúd de los capitalinos, pues lo embistió arteramente mientras festejaba. El golpe le causó una conmoción cerebral ligera. Acto seguido se desató el infierno en el hielo con múltiples peleas para contrarrestar la injustificable agresión. Hunter fue castigado por 21 juegos y es todavía la sanción más grande que se haya dado en un juego de Postemporada.

El castigo de Hunter fue durante siete años el más severo que haya dado la NHL en su historia, pero el 3 de octubre de 2015 el canadiense de raíces mexicanas, Raffi Torres, en ese entonces con los San Jose Sharks, dio un golpe ciego al sueco de los Anaheim Ducks, Jakob Silfverberg, causándole una conmoción cerebral. El jugador fue expulsado, la NHL revisó la jugada en frío, y determinó castigarlo media temporada, un total de 41 partidos, siendo la sanción más dura que haya dado la liga en toda su historia. Después de ese castigo, Torres jamás se pudo volver a hallar acomodo en la NHL y se retiró en 2016.

Una pelea mano a mano en el hockey pudiera ser dispareja en el sentido de que quienes riñen tengan diferente peso, estatura, y habilidades para golpearse y forcejear mientras calzan patines de cuchillas afiladas sobre una superficie congelada, pero es la manera más segura, justa y deportiva de saldar una rencilla de juego. Eso sí, cuando uno de los dos combatientes cae al hielo, los árbitros se enciman en los jugadores para que no suelten más golpes y la pelea se da por terminada, es un código no escrito de las peleas.

Los jugadores de hockey sobre hielo utilizan un equipamiento singular que les permite jugar un deporte muy veloz y de gran roce físico para poder protegerse y llevar el espectáculo a los más altos niveles, como las espinilleras largas, pantalones protectores, coderas, hombreras, suspensorio, protector bucal, guantes y casco. Además de unas hermosas pero peligrosas herramientas de trabajo llamadas sticks o bastones, cuyas paletas son peligrosas si el uso no es el debido.
Imaginen a un jugador de 1,90 de estatura, enfurecido y decidido a buscar venganza a toda velocidad y a cualquier costo, con un stick o simplemente como una bala humana con las velocidades a las que alcanzan en los patines, de hasta 48 kilómetros por hora. El resultado sería devastador, indeseable.

Ese es el motivo por el que los árbitros permiten que los jugadores que no encuentren otra manera de resolver sus diferencias, que no sea a puñetazo limpio, se desahoguen y se den vuelo, pues al final del día, ningún jugador ha perdido más allá de un diente, o no ha pasado de terminar con un ojo morado o la nariz rota o sangrando, pero al final, los jugadores de hockey saben que esa es parte de la naturaleza del juego y están dispuestos a aceptarla, porque es lo que los jugadores de hockey sobre hielo hacen.


Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:HockeyNHLOtros Deportes

Más contenido de tu interés