null: nullpx
Juegos Olímpicos

Maya Dirado frustró el cuarto oro de Katinka Hosszu en la piscina de Río 2016

La nadadora estadounidense se impuso en los 200 metros dorso a la favorita húngara que se quedó con la plata.
12 Ago 2016 – 11:57 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Hilary Caldwell de Canadá a la izquierda, Madeline Dirado de Estados Unidos al centro y Katinka Hosszu de Hungría. Crédito: Hilary Caldwell de Canadá a la izquierda, Madeline Dirado de Estados Unidos al centro y Katinka Hosszu de Hungría.

La estadounidense Maya Dirado le arrebató el título de los 200m espalda a la gran favorita, la húngara Katinka Hosszu, que en los últimos metros perdió el control de la prueba de los Juegos de Río 2016.

Hosszu tocó la pared seis centésimas después de Dirado (2:05.99), que ganó su primer título individual.

"Es más que un sueño hecho realidad, es lo que siempre deseé. Simplemente quería una medalla en las tres pruebas y luego gané el oro en el relevo y fue el mayor honor de mi vida. Y ahora esto, ni siquiera sé qué está pasando ahora mismo", apuntó Dirado tras la carrera.

La canadiense Hilary Caldwell se colgó el bronce al acabar un segundo y medio por detrás de la estadounidense, quien marcó el cuarto mejor registro de la historia.

Dirado, de 23 años y que en Río disputa sus primeros Juegos, se hizo en los últimos días con el oro en los 4x200m libres, con la plata en los 400m combinados y con el bronce en los 200m combinados. En estas dos pruebas su rival de este viernes, Hosszu, se hizo con el oro.

"Mis piernas se paralizaron por completo pero ver el '1' al lado de mi nombre es increíble, no puedo creer que lo hiciera", añadió Dirado.

En los primeros 150m, la 'dama de hierro' dominaba cómoda la prueba. Fue poco antes de llegar a la meta que perdió el control y hasta chocó con la carrilera.

Hosszu, de 27 años, se llevó los 100m espalda además de los 200m y 400m combinados y buscaba igualar el récord de oros en pruebas individuales logrado por una nadadora en unos Juegos, que ostenta la alemana oriental Kristin Otto, en Seúl-1988.

La húngara lejos estuvo de sentirse frustrada.

"Honestamente no", dijo. "Me llevo tres medallas de oro de Rio así que este es un bonus para mi"

"Nunca me imaginé que me iba a ir con tres medallas de oro y una de plata en mi bolsillo", destacó la 'dama de hierro'. "nunca había logrado cuatro medallas en un evento de nivel mundial así que estos Juegos han sido increíbles".

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Juegos OlímpicosNatación

Más contenido de tu interés