null: nullpx
Juegos Olímpicos

El día de gloria olímpica del deporte de México

México cosechó 3 preseas y recogió 4 el 20 de agosto, durante los Juegos de Río 2016.
20 Ago 2019 – 8:13 AM EDT

México vio su bandera alzada en cuatro podios de los Juegos Olímpicos Río 2016 el mismo día, el 20 de agosto, cuando María del Rosario Espìnoza, Germán Sánchez, Ismael Hernández y Misael Rodríguez le dieron a su país un cierre más que digno a unos Juegos que parecían irse para el olvido.

Dicen que a los mexicanos nos gusta dejar todo para el final, y aunque no fuera del todo cierto, Río 2016 fue una demostración ilustrativa de ello.

El día previo, el 19 de agosto, a solo dos jornadas de la clausura, subió la primera mexicana a un podio: Guadalupe González con la plata de la marcha de 20 kilómetros.

Pero antes que Lupita, Misael Rodríguez ya había asegurado un bronce el 17 de agosto, cuando cayó en la Semifinal de la categoría de los 75 kgs. del boxeo ante el uzbeko Bektemir Melikuziev, solo que recibiría su metal hasta después de la Final del día 20.

Mero protocolo, pero el Chino recibió su presea aquel sábado, la primera para el boxeo tricolor desde Sydney 2000.

En el radar había dos competencias con posibilidad de medalla para México: la categoría abierta del taekwondo femenino con María del Rosario Espinoza, la entonces doble medallista olímpica, y la plataforma de los 10 metros masculinos, con Iván García y Germán Sánchez, quienes cuatro años antes conquistaron la plata en la prueba de clavados sincronizados.

Espinoza cumplió con su condición y llegó a la Final tras vencer a la estadounidense Jackie Galloway, quien era su suplente hacia Londres 2012, cuando representaba a México, país donde nació su madre. Sin embargo, María fue dominada en el combate por el oro por la china Zheng Shuyin.

En la fosa, Iván García clasificó en el tercer lugar a la Final, pero ahí el Pollo tuvo un mal día y se relegó al décimo; en cambio, Germán Sánchez fue consistente y aprovechó un clavado final deficiente del estadounidense David Boudia para subir al segundo lugar y quedarse con la plata.

La medalla que nadie esperaba llegó en el pentatlón moderno. Ismael Hernández llegó a la prueba final, de tiro-carrera, en el sexto lugar. Ahí empezó a remontar posiciones hasta cruzar la meta en la tercera posición y obtener una presea inédita para México en ese deporte.

La delegación tricolor cerró su participación en Río 2016 con tres platas y dos bronces y con el gran sabor de boca de un sábado de gloria como nunca se había visto en la historia del deporte mexicano.

RELACIONADOS:Juegos Olímpicos

Más contenido de tu interés