null: nullpx
Juegos Olímpicos

Policía de Brasil acusa a los nadadores olímpicos de EEUU de inventar la historia sobre el robo

Fuentes policiales indican que los atletas estadounidenses inventaron la historia para ocultar el daño que hicieron a una puerta en una estación de gasolina de Río.
17 Ago 2016 – 10:15 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Fuentes policiales brasileñas citadas por medios en Río de Janeiro señalan que los cuatro nadadores olímpicos de EEUU, que afirmaron que fueron robados a punta de pistola, inventaron la historia tras dañar una puerta en una estación de gasolina donde se encontraban.

Según la versión policial, Jack Conger, Gunnar Bentz, Ryan Lochte y James Feigen fueron abordados por guardias de seguridad que les pidieron que pagaran los daños.

Al parecer todo quedó registrado en una cámara de seguridad.

Esta nueva información surge luego de que dos de ellos, Conger y Bentz, fueran bajados de un avión en la noche del miércoles y retenidos sus pasaportes para que declararan ante las autoridades.

Un portavoz del Comité Olímpico brasileño dijo a Reuters que ya es el momento de pasar la página en torno al incidente. Mario Andrada indicó que los nadadores "estaban tratando de divertirse, trataban de representar a su país de la mejor manera".

"Compitieron bajo una gran presión. Dejémoslos tranquilos. A veces haces cosas de las que luego te arrepientes. Se divirtieron, cometieron un error y la vida continúa".

Este jueves Conger y Bentz ya habían prestado declaración en una comisaría de la policía del aeropuerto donde fueron retenidos, tras lo cual fueron liberados. Sin embargo, se desconoce si podrán regresar a EEUU en vista de que un vocero del Departamento de Policía Turística de Río de Janeiro confirmó que fueron confiscados temporalmente los pasaportes de ambos deportistas "por orden de una corte".

Cargando Video...
Video: autoridades brasileñas bajan a nadadores olímpicos estadounidenses del avión por investigación sobre presunto robo


Ambos fueron retenidos durante más de cuatro horas en la comisaría, donde decidieron guardar silencio por orden de su abogado y el consejo de funcionarios del consulado de EEUU en Río.

La jueza Keyla Blanc De Cnop también solicitó que les fueran retenidos los pasaportes y se le prohibiera la salida del país a Ryan Lochte y James Feigen. Sin embargo, el padre de Lochte dijo el miércoles a la agencia AP que su hijo regresó a Estados Unidos antes que ordenaran confiscar su pasaporte.

James Feigen aún se encuentra en Río de Janeiro y al parecer se presentará a declarar este jueves ante fiscales junto a sus otros dos compañeros.

El Comité Olímpico estadounidense dijo que la policía acudió a la villa olímpica el miércoles por la mañana para confiscar los documentos, pero el equipo de natación ya se había ido.

Versiones que generan dudas

Los atletas denunciaron que fueron asaltados a punta de pistola en un taxi cuando regresaban a la Villa Olímpica tras una noche de fiesta, varias horas después de la última competencia de natación en los Juegos Olímpicos de Río.

Sin embargo, la policía ha encontrado poca evidencia hasta el momento para validar esta denuncia de los atletas y asegura que los nadadores no pudieron brindar detalles importantes en sus entrevistas.

Un agente con conocimiento de la investigación dijo a AP que la policía no ha podido encontrar al taxista ni a testigos. Este informante habló bajo la condición de permanecer en el anonimato porque la pesquisa continúa.

Además, al caso se suman las contradicciones de las autoridades deportivas. En principio el Comité Olímpico Internacional negó que las versiones de los estadounidenses fueran ciertas, mientras que el Comité Olímpico de Estados Unidos apoyó su testimonio.

"Seguiremos cooperando con las autoridades brasileñas", declaró el portavoz del comité olímpico estadounidense, Patrick Sandusky.

El Departamento de Estado de Estados Unidos también emitió un comunicado, en el que exhorta a los involucrados a cooperar con las autoridades.

Lochte niega que se lo hayan inventado

Fuentes judiciales indican que a la policía brasileña le preocupa que Lochte había afirmado que solo un hombre estaba involucrado en el robo, mientras que uno de sus compañeros afirmó que eran varios los ladrones.

A esa contradicción inicial, se sumaron las imágenes de video que registraron el regreso de los nadadores a la villa olímpica en las que se ven físicamente bien y bromeando entre ellos.


Desde su casa en EEUU, Lochte concedió una entrevista telefónica a Matt Lauer, periodista y conductor del programa 'The Today Show', a quien aseguró que nadie en Río le advirtió que debía permanecer en Brasil, aunque dijo estar dispuesto a prestar su colaboración con las autoridades del país suramericano, dice NBC News.

Lauer le preguntó sobre el escepticismo que despierta la historia del robo, que algunos piensan que ha sido fabricada, a lo que el nadador se opuso con rotundidad.

"Él negó categóricamente [que se la hayan inventado], dijo que no es el caso en absoluto", comentó Lauer.

"Yo no haría una historia como esta, ni tampoco mis compañeros; de hecho, todos sentimos que nos hace quedar mal", dijo Lauer, citando a Lochte, quien añadió: "Somos víctimas en esto y estamos felices de que estemos a salvo".

Sin embargo, el deportista de 32 años agregó nuevos elementos que discrepan de su versión original. Ahora dijo que el asalto no se habría producido mientras circulaban la madrugada del domingo con un taxi de regreso a la Villa Olímpica de Río, como habían contado inicialmente, sino en una gasolinera.

"Fueron a los baños de la gasolinera. Volvieron al taxi y le pidieron al conductor que continuara, pero él no se movió", explicó Lauer.

"Fue entonces cuando dos hombres los abordaron con pistolas y distintivos" de la Policía, añadió.

En un principio, los cuatro nadadores explicaron que hombres armados que se hicieron pasar por policías habían obligado al taxi en el que regresaban de una fiesta a las cuatro de la mañana a detenerse.

La otra inconsistencia revelada por NBC respecto a la historia original contada por los deportistas sería que a Lochte no lo habrían encañonado con una pistola en la cabeza, sino que simplemente lo apuntaron.


Lea también:

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés