Tottenham impuso una marca negativa para el futbol inglés