null: nullpx
Leicester City

Jamie Vardy le hace tres regalitos al ManCity de Pep Guardiola

El campeón de la Premier recobró la memoria y no tuvo piedad de un City en estado crítico que encajó su segunda goliza consecutiva.
10 Dic 2016 – 03:23 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Vardy tenía la pólvora mojada y finalmente se le secó. Crédito: Adam Davy (Getty Images).

Vardy finalmente cortó una sequía de 16 partidos, similar a la de Chicharito, (¡y de qué forma!) con un hat-trick que ayudó al Leicester City a doblegar 4-2 a la escuadra entrenada por Josep Guardiola. Los foxes no ganaban en la Premier desde octubre y, aunque la derrota sufrida en Porto por Champions no tuvo mayores consecuencias, sí había herido el amor propio del monarca inglés.

Fue una demolición, comenta la prensa británica. Y es que el equipo de Claudio Ranieri llegó a estar 4-0 arriba en el marcador hasta que un par de goles de los llamados ‘de la honra’ en los últimos minutos por Kolarov y Nolito maquillaron ligeramente tan tremenda paliza. El clima era gélido en el King Power Stadium y el técnico catalán se llevará el frío consigo a Manchester.

Paradojas que tiene el fútbol: el Leicester City llegaba al choque contra el Manchester City con la consigna de no convertirse en el segundo campeón en descender de categoría justo a la temporada siguiente de haber dado la vuelta olímpica. El primero fue precisamente el ManCity, en 1938. Tres goles en los primeros 20 minutos fueron aliviando los males del pobre Leicester.

Entonces Ranieri aparcó el autobús muy cerca de su propia meta. Hubiera parecido una estrategia conservadora y arriesgada frente al City de David Silva, De Bruyne, Ilkay Gundogan y el joven nigeriano Iheanacho. A pesar de que la visita llegó a acumular hasta el 80 por ciento de la posesión del balón, poco o nada supo hacer con ella para regresar al partido.

Cargando Video...
José Mourinho y sus baños de humildad: "Ningún equipo es mejor que nosotros"

El segundo gol del Leicester, obra de Andy King, ejemplificó perfectamente las dificultades del tiki-taka de Guardiola en Inglaterra: un saque de banda del argelino Islam Slimani peinado por el fortachón alemán Robert Huth acabó con King rompiéndole el arco a Claudio Bravo. Bienvenido a la Premier, Pep.

Atónitos, los citizens adelantaron líneas poniéndose más y más a merced de la velocidad de Vardy, quien completó su triplete al 78. En la recta final vinieron los goles de Kolarov en tiro libre y de Nolito tras servicio del mismo Kolarov. Pero fueron solo eso: el maquillaje superficial de un 4-2.

Habiendo sido derrotados por el Chelsea de Antonio Conte en la jornada pasada, los skyblues pierden ahora también contra un Leicester dirigido por un italiano de la vieja escuela. La vida color de rosa se terminó para el City.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Leicester City

Más contenido de tu interés