null: nullpx
Besiktas

¿Por qué el terrorismo escogió la cancha del Besiktas como blanco de su ataque?

Autoridades turcas sospechan de separatistas del sureste del país como autores de la masacre que ha cobrado 38 vidas inocentes.
11 Dic 2016 – 09:24 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Los consternados residentes de Besiktas usaron banderas turcas. Crédito: Burak Kara (Getty Images).

“¡Turcos, levántense! ¡Turcos, álcense! ¡Turcos, párense!” es el grito coreado en casi todos los estadios de Turquía por casi cualquier hinchada turca de cualquier club turco para reavivar ánimos en la tribuna cuando empiezan a disminuir. Según sociólogos, el fútbol permite fomentar el nacionalismo turco: todos los ciudadanos turcos son turcos sin distinción.

Pero hay alrededor de diez millones de residentes turcos que no se consideran a sí mismos turcos, sino kurdos. Poseen su propia cultura, hablan su propia lengua, practican su propia religión y desean su propio país en el sureste de Turquía. El Gran Kurdistán también abarca partes de Iraq, Irán y Siria. Una célula separatista kurda es la señalada como responsable del doble atentado terrorista a las afueras del estadio del Besiktas en Estambul.

¿Por qué escoger esa cancha en particular y no otras?

Estambul es una ciudad milenaria dividida entre Europa y Asia por el estrecho del Bósforo, que a su vez conecta al Mar Egeo con el Mar negro (en las islas del Egeo es donde naufragan los migrantes sirios huyendo de la guerra civil). Así pues, los tres equipos de fútbol más grandes de Turquía – el Galatasaray, el Besiktas y el Fenerbahce- son clubes sociales de Estambul cuyos estadios se hallan a ambos lados del Bósforo: el primero y el segundo están en el lado europeo mientras el tercero, en el lado asiático.

Sin embargo, considerando solamente a los de la parte europea, el Galatasaray y el Besiktas, es este último el club más identificado con la porción conservadora de la sociedad turca. Es sabido que sus ultras son los más beligerantes en contra de rivales procedentes de la región kurda, como el modesto y disuelto Diyarbakırspor. De hecho, en el municipio de Besiktas (donde está la Vodafone Arena, en cuyas proximidades se dieron las detonaciones que cobraron 38 víctimas fatales) se hallan localizados los centros de negocios y financieros de Turquía.

Loading
Cargando galería

“¡El que no salte es kurdo, el que no salte es kurdo, el que no salte es kurdo!” sería el equivalente de un cántico de mofa al adversario, entonado por igual en los estadios de los tres grandes de este diverso país eurasiático. Y es que Galatasaray, Besiktas y Fenerbahce han ganado en total 51 de 58 campeonatos disputados desde que el fútbol se profesionalizó a principios del siglo 20 y se halló que su práctica no contravenía con la práctica del Islam.

El doble atentado terrorista cerca de la Vodafone Arena del Besiktas en la parte europea de Estambul no fue seleccionado por mero azar. Sino que, efectivamente, se trató de un golpe simbólico que enfrenta a la sociedad turca ante el debate de las minorías étnicas. Y todo ello a escasos metros de una cancha de fútbol.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Besiktas

Más contenido de tu interés