null: nullpx

Frustración en New York City FC tras primera derrota del 2016: "Nos vamos amargados"

Matarrita, Bravo y Mendoza lamentaron la falta de paciencia; para Vieira fue un partido "desprolijo".
19 Mar 2016 – 11:10 PM EDT

EL BRONX, NY - Primer traspié importante de New York City FC en la ‘era Patrick Vieira’. El 0-1 en el Yankee Stadium frente a Orlando City SC duele en el vestuario del conjunto celeste, porque los locales saben que se les escaparon los tres puntos ante un equipo que, en términos generales, fue dominado en varios pasajes del encuentro.

El costarricense Rónald Matarrita intentó no exagerar el malestar. “No hay que perder la cabeza. Ante la derrota tenemos que ser más profesionales y entender que a veces lo partidos se tornan complicados”, expresó el lateral izquierdo. “Nos vamos un poco amargados”, reconoció a su lado Federico Bravo. “Creo que no hicimos un mal partido, pero nos costó encontrarnos en la cancha los primeros 10 o 15 minutos”, agregó el volante central cedido por Boca Juniors.



El primer cuarto de hora del encuentro fue el que determinó el marcador final. Cyle Larin literalmente “cazó” el gol al inicio del partido, entre los defensores y el guardametas de NYCFC. “Fue una jugada super rápida”, recordó Matarrita. “Simplemente nos quedamos mirando a la persona que saltaba a por el balón, y de esa manera cae el tanto”, explicó el tico.


Steven Mendoza ingresó en el inicio del segundo tiempo. Con el paso de los minutos la franquicia de Nueva York pareció ser presa de la ansiedad. “Teníamos muchas ganas de salir a buscar el partido. En casa tenemos que sumar resultados positivos”, expresó el atacante colombiano.


Mientras Bravo comenzará a trabajar el mismo sábado para recuperarse del esguince que lo forzó a dejar la cancha, Matarrita reconoció el mérito de Orlando City. “Supo mantener el resultado. Así también se juegan los partidos”, definió el centroamericano.


Al cuadro de la Gran Manzana no le queda más que trabajar durante la próxima semana para superar su actuación del viernes por la noche, a la que un sereno Vieira calificó como “desprolija”.


Publicidad