Una valla publicitaria por muy poco causa un desaguisado en el festejo de Fabián