null: nullpx
Selección MX

Los errores que no se deben repetir con los Sub-17 mexicanos

Pocos son los futbolistas 'aztecas' que destacan en esta categoría y en la mayor.
18 Nov 2019 – 8:45 AM EST

México ha demostrado ser un equipo protagonista cuando de selecciones menores se trata, en especial en categoría Sub-17, donde se han jugado 4 finales en los últimos 14 años, obteniendo dos veces la Copa del Mundo.

Este domingo, México se quedó en la orilla de su tercera corona, pero más allá del resultado, los jugadores demostraron tener calidad, ahora, lo importante es no repetir errores cometidos con las anteriores generaciones de futbolistas jóvenes, pues el talento ha sido abundante, pero el éxito, escaso.

En ocasiones se olvida que estos jugadores están en formación y un mal común ha sido el adelantar procesos. Sucedió tras el título mundial de 2005 con elementos como César Villaluz y Omar Esparza, que fueron rapidamente debutados por Cruz Azul y Chivas, respectivamente pero que hoy, pasados sus 30 años, el primero ha vagado buscando oportunidades en divisiones semiprofesionales de Centroamérica y el otro, está retirado.

El buscar oportunidades en otros lares se ha vuelto frecuente. Para Carlos Fierro y Marco Bueno se agotaron las oportunidades en México entre los 24 y 25 años, por lo que han tenido que emigrar. Fierro hoy se encuentra en la MLS y Bueno, tras un paso efímero por Chile, se desempeña en la liga de Finlandia. Otro ejemplo es Enrique Esqueda, del equipo campeón de Perú, que ha encontrado un lugar en el futbol de India.

Un caso aparte fue el de Julio Gómez. que se convirtió en ídolo y figura durante la Semifinal ante Alemania en 2011, al anotar de chilena el gol de la victoria solo un par de minutos después de haber recibido un golpe en la cabeza que le provocó un aparatoso sangrado. El futbolista ha admitido que perdió el piso y eso lo llevó a no saber llevar correctamente su carrera. Hoy juega en Coras de la Liga Premier de México, es decir, la tercera división en la estructura de competencias de la FMF.

Por otro lado, la falta de oportunidades ha sucedido con cierta fecuencia y ha truncado prometedoras carreras. Jonathan Espericueta, nombrado mejor jugador del Mundial del 2011, nunca contó para Ricardo Ferretti en Tigres, fue a España donde no tuvo suerte y volvió a Puebla pero tampoco pudo consolidarse. A la fecha se encuentra sin equipo. El arquero de 2005, Sergio Arias, nunca recibió oportunidad en Primera División y tras pasar toda su carrera en diversos equipos del Ascenso, se retiró antes de los 30 años.

El respetar procesos y otorgar oportunidades es labor de los clubes, el aprovecharlas, de los futbolistas. Lamentablemente para el futbol mexicano, pocos son los casos de éxito tras figurar con el Tricolor Sub-17. Héctor Moreno podría ser el caso más destacado. Otros como Carlos Vela, Adrián Aldrete y Giovani dos Santos de 2005 han logrado consolidar sus carreras. De 2011, Kevin Escamilla, Alfonso González y Richard Sánchez han logrado crear una carrera estable, este último, en la MLS.

Respecto a los subcampeones de 2013, el caso más destacado es el de Erick Aguirre, quien de inmediato se consolidó con Monarcas y ha llegado a Selección Mexicana absoluta. Raúl Gudiño con Chivas, Ulises Rivas con Santos e Iván Ochoa con León, son de los que se mantienen con actividad en Primera División. La mayoría de esa generación, juegan en Liga Premier o se encuentran sin equipo. Otros, como Víctor Zuñiga y Alejandro 'Güero' Díaz, no aprovecharon las oportunidades en Primera y ahora están en la Liga de Ascenso.

El Tri es subcampeón del Mundial Sub-17

Loading
Cargando galería
Publicidad