Luis Suárez, del lujo de Europa a vestidor humilde en Uruguay