null: nullpx
Ascenso MX

Francisco Arredondo | Una realidad que los alcanzó

La desaparición del Ascenso MX no debe dejar sorprendido a nadie esta decisión que vino desde sus entrañas.
18 Abr 2020 – 05:25 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Paco Arrendondo

La desaparición del Ascenso MX, luego de 26 años de existencia, es un fuerte golpe a la economía e ilusiones de quienes directa e indirectamente dependían de ella, pero para su mala fortuna en tiempos recientes perdió fuerza, credibilidad y, lo peor, el interés de afición y patrocinadores.

Nadie puede dudar de la hecatombe que generará este cambio con la creación de una Liga de Expansión, pero tampoco se pueden sentir sorprendidos de esta decisión que tuvo sus inicios desde las mismas entrañas del mismo Ascenso MX, donde los problemas financieros fueron y serán el principal argumento para dar este golpe de timón.

Desgraciadamente aquí los afectados son aquellos que pudieron ser escuchados; es decir, los futbolistas, el alma de este deporte e industria-espectáculo, pero quizá fueron tarde los acercamientos que tuvieron con la Liga MX en su intento por frenar algo que ya estaba avanzado y decidido.

Ahora ellos tendrán que salir adelante con sus propios recursos monetarios y profesionales, buscar opciones, aunque, con el nuevo esquema de la Liga de Expansión, sólo habrá cabida en su mayoría para jugadores menores de 23 años, es decir que entre el 65 y 70 por ciento del resto estarían perdiendo sus áreas de oportunidad.

Ese es el verdadero golpe a quienes terminan afectando las decisiones de quienes también apostaron su inversión, pero les falló quizá la fórmula para hacer de esta parte de la industria del futbol mexicano un producto atractivo, capaz de generar más y mejores recursos en todos los sentidos.

Se estima que las pérdidas económicas anualmente por cada club en el Ascenso eran cercanas a los 25 millones de pesos, y era lógico que sucediera esto, porque sus ingresos eran deficientes, con promedios de asistencia de apenas cinco mil aficionados por partido, además no todos cobraban cantidades fuertes por derechos de televisión.

Ahora les abren la puerta para que sean parte de la Liga de Expansión, con el anzuelo de que si se suman al menos tendrán asegurados por las próximas cinco temporadas 20 millones de pesos anuales, dinero que debe comprobar en qué lo gastan, y así someterse a las disposiciones del Fair Play Financiero de la Liga MX para generar certidumbre a posibles inversionistas.

Este movimiento es cuestionado por los momentos que atraviesa la humanidad ante la pandemia del COVID-19, pero desgraciadamente se aprovechó de forma coyuntural la crisis sanitaria, sólo para adelantar por unos meses esa decisión que simplemente se tenía pensado anunciar en junio durante la Semana del Futbol Mexicano en Cancún, misma que ya fue cancelada.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Ascenso MXLiga MX (Clausura)Opinión Deportes

Más contenido de tu interés