null: nullpx
Cargando Video...

Felipe Mora y la historia de un goleador, en la cancha y en la vida

A pesar de que la vida le ha propinado duros golpes, como la muerte de su sobrina, el delantero chileno de Cruz Azul ha sabido reponerse para sacar adelante a su familia a punta de goles.
23 Nov 2017 – 08:21 PM EST
Reacciona
Comparte

el héroe lo conocimos un poquitomásmora, mora, felipe mora unhombre que llegó esta temporadacomo refuerzo al cruz azul conestampa de goleador la cancha yen la vidatenía mucha hacia demarcar ygracias a dios se pudo dar en lacopa y la liga nada más deesperar que venga mucha másno todo han sido festejos degol vivió uno de los peoresmomentos para cualquier serhumanola pérdida de un ser queridouna de sus los sobrinos quientuvo complicaciones al nacermi dos sobrinas una al nacerlados enfermizas una falleció yla otra está viva gracias a diosy están en limitación perosiempre creo que nos unió máscomo familia porque laenfermedad que ellas tienen porqué momento pueden caer a laclínica o el hospitalcon sus goles y actuacionesha luchado para sacar adelante asu familiasiempre que tener fondos enla familia en caso de que caiganal hospital para pagar lascuentasel goleador tuvo unainfancia con pocos recursoseconómicos pero muy feliz en lapoblación actualmente ahí esdonde vive toda su familiami papá siempre me llevaba alos estadios siempre me regalabapelotas para mi cumpleañosnavidad de desde entoncesahora es el quien fuera consu hijocon mi hijo que siemprejugamos la pelota inventacelebraciones el chilena seconsidera una persona afortunaday agradecida con aquellos que lohan ayudado a cumplir sus sueñoscomo su primera entrenadora unamujer en los inicios de sucamino por el fútbolera el club de mi barrioprácticamente la primera vez quetuve siempre me pasaba a buscaren lo de mi abuelo para llevarmea la cancha con su bolso ibaella con las poleras del equipolas pelotas y siempre íbamostodos los niños caminando conellaes felipe mora la esperanzaen el ataque del cruz azul es undelantero que caiga con laemoción de la afición celestepara ser el hombre que regrese a