null: nullpx
Cruz Azul

En Yokohama vive el fan número uno de Cruz Azul y es japonés

Takushi y su hijo Seidai portan orgullosos la playera del equipo de sus amores en México.
10 Mar 2020 – 03:24 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El amor por el Cruz Azul no conoce distancias, fronteras, idiomas… es una forma de vida, una manera de mostrar la pasión que desata uno de los clubes más grandes en la historia del futbol mexicano y Takushi lo sabe, lo vive, lo palpa desde Yokohama.

A 11,318 kilómetros de la Ciudad de México, en un pequeño vecindario vive este aficionado a la Máquina con su familia; su pequeño hijo, Seidai, porta con orgullo ese legado que le inculcó su padre. El amor por Cruz Azul.

“En 1999 fui a México para estudiar español, entonces yo tenía que elegir un equipo y vi que Cruz Azul tenía los mismos colores que el Yokohama Marinos, mi equipo, así que decidí apoyarlos. iba a todos los juegos del Azul”, dijo a TUDN.

Cuando no jugaba la Máquina como local, Takushi se iba al Azteca o C.U. para ver al América y Pumas, sin embargo, su amor por Cruz Azul no era negociable, además que sus ídolos en ese entonces lo maravillab

“Mis jugadores favoritos son Óscar Pérez y Francisco Palencia, me encantaba verlos jugar. Hoy en día mi favorito y el de mi hijo es Luis Romo”.

Takushi ha vuelto a estudiar español, ya se le había olvidado, pero interactúa en twitter con aficionados cementeros. Por supuesto que no se pierde un solo partido de su equipo, porque las 15 horas de diferencia le permiten ver en la mañana o a medio día los partidos.

“Veo los juegos siempre, así es como sigo al equipo, me gusta mucho, lo disfruto junto a mi hijo y gritamos los goles del Cruz Azul. Le vamos a ganar al América y seremos campeones”.

Con Seidai comparte la pasión y juntos tienen una rutina previa a los encuentros de sus cementeros. Son inseparables, el futbol une a padre e hijo y el Cruz Azul es el centro de su pasión.

“Siempre vemos los juegos juntos, nos vamos a comer y a rezar al santuario para pedir que gane Cruz Azul”.

El puerto de Yokohama se encuentra a 400 kilómetros de Wuhan, China, donde más fuerte se dio el brote de coronavirus. Takushi y su hijo no pueden asistir a ver a Marinos porque la liga japonesa está suspendida.

La liga japonesa de futbol ha decidido no jugar hasta el 15 de marzo, sin embargo, aún no han decidido cuándo reanudarla. El presidente de la liga dijo que no celebraría un partido sin un espectador porque el futbol está teniendo lugar para dar a la audiencia diversión, no solo para decidir qué equipo es fuerte”.

Cinco playeras y un conejo de peluche que ha estado en su familia por 20 años son los artículos que Takushi y Seidai atesoran mientras celebran cada triunfo de su amada Máquina cementera de Cruz Azul.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Cruz AzulLuís RomoFrancisco PalenciaÓscar PérezLiga MX (Clausura)

Más contenido de tu interés