La Premier pone fin medidas de emergencia contra el COVID-19