¡Tranquilos, merengues! Benzema no deja de entrenar