null: nullpx
Jürgen Klopp

Klopp desmonta la mentira Pep Guardiola

El Manchester City, tras haber invertido más de 450 millones de euros en fichajes, cae contra el Liverpool en un parcial de 5 a 1 en el cómputo global de la eliminatoria. Otro fracaso en Champions de Guardiola
10 Abr 2018 – 08:34 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Liverpool manager Juergen Klopp, left, speaks with Manchester City manager Pep Guardiola before the Champions League quarterfinal second leg soccer match between Manchester City and Liverpool at Etihad stadium in Manchester, England, Tuesday, April 10, 2018. (AP Photo/Rui Vieira) Crédito: AP

La vida como entrenador de Guardiola es sencilla. Sumamente fácil. Se topó con el mejor Barcelona de todos los tiempos y un Messi sublime. Encima, le dejaron fichar al delantero que quiso cada año. Los títulos, que fueron todos, escondieron entonces sus carencias como entrenador. Guardiola era el mejor. Consiguió unificar juego y éxitos en un mismo lugar. Más exitoso incluso que el Dream Team de Johan Cruyff. Lo superó. No tenía fallos. Era el Steve Jobs del fútbol.

Como si fuera el Dalai Lama decidió tomarse un retiro espiritual en forma de año sabático tras dejar el Barcelona. Atrás quedaba la época más prestigiosa del club de toda su historia. Se gastó 346 millones de euros en esos 4 años. El 20% de ese monto (66 millones) fueron invertidos en Zlatan Ibrahimovic con quien acabó a palos. Igual de mala relación tuvo al llegar con Deco y Ronaldinho (a los que echó), con Eto´o (al que mal vendió después de haberle dado una Champions), Yaya Touré, Bojan y otros muchos… Aparte de las malas relaciones, su ojo para fichar también fue, al menos, cuestionable: Chygrynskiy (25 millones), Cáceres (16,5), Hleb (16) y Henrique (8). Casi 140 millones de euros quemados en un contenedor de La Masía. Pero los títulos, el gran juego, su prestigio y el marketing, a medias entre espiritual y metódico, hicieron suspirar a media Europa por hacerse con sus servicios.

Bayern, Chelsea, PSG, Manchester United, Juventus, selecciones nacionales como Inglaterra… aporrearon su teléfono en un hervidero de llamadas con ofertas semanales. Se decantó por el proyecto deportivo del club alemán. Allí se gastó 207 millones de euros y se peleó con el doctor (al que echó), Muller (al que no tuvo coraje de echar), Franz Beckenbauer (al que no podía echar porque era el presidente), la prensa (que le alababa solo por su perfecto alemán) … Cumplió su contrato y nadie, absolutamente nadie, le quería renovar. Sí, ganó 3 ligas seguidas, algo que con el Bayern en Alemania no parece tan osado, menos aún si te gastas tanto dinero. Pero en la Champions, ¡Ay, en esa competición! Fracasó en semifinales contra Real Madrid, Barcelona y el Atleti de su antítesis, el ¨Cholo¨ Simeone.

Guardiola se marchó al Manchester City y en el Bayern nadie le echó de menos. Va a ganar la Premier tras haberse gastado 458 millones de euros en Inglaterra. Si sumas las anteriores cifras más de 1,000 millones de euros en fichajes. Y otra vez, en la Champions, le han echado. Esta vez el Liverpool con un parcial de 5 a 1 en el cómputo de la eliminatoria. Esta vez, otro de sus críticos, Jürgen Klopp ha sido su verdugo. Heynckes, a quién sacaron del retiro para arreglar un club roto por Guardiola y hundido por Ancelotti, también estará en las semifinales. Los métodos de Guardiola fallan. Ya ni su fútbol, ni sus títulos son capaces de esconder sus miserias. Ya no es el Jobs del fútbol, ni el Dalai Lama, sólo un tipo que lleva mal perder. Hoy le expulsaron, el día del Wigan, un segunda B que echó al City de la FA Cup, Guardiola se acabó encarando con el entrenador rival...

Guardiola cada día se parece más a Mourinho. Sólo que el portugués sí ganó la Champions con dos equipos diferentes. Y tiene 3 Premiers. Ambos viven en Manchester y son los p... amos del cheque en blanco. Algún día los propietarios de los clubes de fútbol lo entenderán. Como lo entendió el Bayern.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés