Campeón y subcampeones del mundo, sin equipo: el saldo de la pandemia