Napoli se aleja del Chucky porque comienza a sonar más fuerte el del Bayern Múnich