null: nullpx
Martinica

Martinica, la selección que hace crowdfunding para estar en la Copa Oro

Todos los que aporten a la campaña de crowdfunding tendrá sus recompensas: desde menciones en sus redes sociales hasta todo un paquete que incluye camisetas, posters y hasta un viaje al exterior con la selección si son de las personas que dan 5 mil euros.
21 Jun 2019 – 2:14 PM EDT

¿Estarías dispuesto a dar dinero si la Selección de tu país te lo pidiera? En Martinica l o hacen, dicen que lo necesitan porque muchos de sus jugadores son semiprofesionales y tuvieron que dejar sus trabajos -al menos temporalmente- para este verano estar en Estados Unidos disputando la Copa Oro. Tienen permiso de defender el honor de la isla, pero sin cobrar su salario.

Martinica es un territorio enclavado en el Mar Caribe. Es una isla pequeña, un protectorado francés donde viven 380 mil personas. Allí, Paul Pogba y Antoine Griezmann son Dioses, si para el mundo lo son, ¿por qué no habrían de serlo en un pedacito de Francia?, pero también, dice Samuel Camille a UNIVISION,“es un paraíso”.

Se come bien, los paisajes son espectaculares, el mar es hermoso, así define el jugador de Martinica a “mí isla”. Y sí, también en el paraíso al fútbol.


El 9 de mayo de este año inició la campaña de financiamiento en el sitio de crowdfunding KisKis Bank Bank. El sitio se define “como una plataforma participativa regulada por las autoridades francesas” y la Selección de Martinica solicitó la cantidad de 20 mil euros, “sobre todo para el apoyo del equipo, los gastos y los salarios de los jugadores”.

No, el futbol no es como lo miramos en HD. Hay sitios donde casi tienes que pagar por jugar y donde muchos están dispuestos a hacerlo, como en Martinica.

-¿Por qué surge esta idea del financiamiento colectivo?

Samuel responde: “porque no somos un afiliado de la FIFA y eso significa que no tenemos recursos como otras islas o territorios, entonces tenemos que financiarnos como podemos, hay dinero público, privado y por eso pedimos la ayuda”.

Es verdad, Martinica está afiliado a Concacaf pero no es reconocida por la FIFA y eso limita los recursos financieros.

Son pocos los privilegiados que realmente viven de futbol en la isla. Por ejemplo está el lateral Samuel Camille, quien nació en Francia pero sus padres son originarios de la isla. Tiene 33 años y juega con el Tenerife de la Segunda División española. También está Jean-Sylvain Babin ( Sporting de Gijón), Joris Marveaux ( GFCO Ajaccio) y Kévin Fortuné ( Troyes), el resto participan en equipo locales.

“Tratamos de vernos como un equipo lo más profesional posible y por eso solicitamos los recursos”, dice Samuel.

Según la petición de KisKis Bank Bank, los costos para ir a la Copa Oro ascienden a 300 mil euros, alguna ayuda la recibieron por parte de las autoridades locales y Concacaf, pero dicen que no es suficiente.

Hasta el miércoles la petición tenía 98 aportadores y había acumulado 14,612 euros, cerca de la meta de los 20 mil.


No es fácil mirar a Martinica por Internet. Incluso con herramientas como Google Maps es complicado acceder a sus calles o estadios. Lo que sí se mira es que los atardeceres son espectaculares, hay muchos arcoíris, el mar es un espejo cristalino y de muchos azules y también el calor puede ser un infierno. Las reseñas de los turistas dicen que le temen mucho a los huracanes y cómo no si es un pequeño punto en el mar y si un día los dejamos de mirar capaz el agua hace de las suyas y los devora por completo.

Su liga local la integran 14 equipos y el mejor de esta temporada fue el C.Franciscain que ganó la Liga por un punto de diferencia y logró 20 triunfos de 26 partidos.

El futbol en Martinica no es nuevo, hay clubes que se fundaron en 1903. Y desde hace al menos un año y medio la Federación Martinica de Futbol ha emprendido la búsqueda de jugadores en todos los territorios franceses y no es sencillo que acepten, recientemente el gerente general de la federación Frédéric Piquionne dijo al diario L’Equipe que “muchos jugadores jóvenes tienen esperanzas de jugar para Francia entonces prefieren declinar la invitación con nosotros, en otros casos los clubes no los prestan porque dicen que no tienen garantías y que Martinica no es una selección reconocida de la FIFA”.

“Muchos de mis compañeros no viven del futbol y tienen otro trabajo para sobrevivir, ese es un motivo más para inspiración de nosotros, esto genera ilusión, compromiso, entrega de todo el equipo para que en nuestra isla se sientan orgullosos de nosotros”, comenta Samuel cuando le pregunto sobre las condiciones del futbol en Martinica.

No en todos los sitios desdeñan la Copa Oro, para muchos significa esperanza.


****


Todos los que aporten a la campaña de crowdfunding tendrá sus recompensas: desde menciones en sus redes sociales hasta todo un paquete que incluye camisetas, posters y hasta un viaje al exterior con la selección si son de las personas que dan 5 mil euros.

Por ahora, Martinica no tiene pinta de trascender en la Copa Oro, pero lo que es verdad es que intenta -por todas las vías posibles- mantener su futbol, incluso pidiendo dinero a sus aficionados ¿por qué no?

“Vivir esta experiencia a tope”, dice Samuel. Pues a vivirla.

RELACIONADOS:Martinica

Más contenido de tu interés