null: nullpx
Guadalajara

Tiago Volpi le da a Querétaro la Copa MX con una histórica actuación ante Chivas

El equipo de Gallos se impuso en penales al Guadalajara con una enorme actuación del meta brasileño.
3 Nov 2016 – 12:19 AM EDT

Los Gallos Blancos al fin cantaron en su Corregidora y fueron más fuertes que el viento que llevaba la Copa MX a Guadalajara. El cuadro queretano acabó imponiéndose en penales a las Chivas Rayadas para obtener su primer título en la historia.

En el día en el que la directiva de Gallos le alargó su contrato por tres años más, el meta brasileño enseñó su capacidad, el liderazgo y la valentía que dan los hombres que ganan títulos.

Los primeros 45 minutos fueron de auténtico bostezo. Muy poco de fútbol en ambos lados; si bien Chivas tuvo más la pelota y fue quien generó las mejores jugadas de peligro, jamás logró inquietar verdaderamente al Querétaro.

Gallos especuló, leyó bien el juego y se dedicó a defender, a ser la presa que asemejaba estar dormida para que en el momento menos pensado, atacara de manera letal. Eso sucede cuando en el banco tienes a un viejo lobo de mar como Víctor Manuel Vucetich.

Carlos Peña fue quien puso el primer susto con un disparo que hizo volar a Tiago Volpi. El brasileño demostraba que iba a vender muy caro el dígito que le rompiera el cero a su arco.


Chivas hizo filigranas, tocó la pelota, la durmió y la llevó a todos lados, no sin antes dejar un destello de la gran capacidad individual de muchos de sus futbolistas.


Almeyda demostró que iba a ir por todas las canicas desde el momento que Jesús Sánchez tuvo que abandonar el juego por lesión y en su lugar, el argentino optó por dar ingreso a Isaac Brizuela.


La Chofis probó a Volpi en la segunda llegada de peligro, y otra vez, el meta brasileño voló para desviar de una forma un tanto exagerada el disparo del canterano rojiblanco a tiro de esquina.


Fue un tiro de Camilo Sanvezzo probando a Antonio Rodríguez el mayor peligro que vivió el arco rojiblanco en el primer tiempo.


Ya en la segunda mitad regresó el show de Tiago Volpi. Primero, haciendo la atajada del partido al sacar un remate de cabeza de Oswaldo Alanís que ingresaba en el arco queretano tímidamente.


Posterior a esa jugada, un disparo karateka de Isaac Brizuela volvió a generar una extraordinaria desviada del brasileño.


Chivas seguía insistiendo, mucho más cerca del gol que un rival que mostraba muy poquito, pero que no le restaba en nada ese perfil amenazante que mostró en todo el encuentro.

La gran final terminó con un 0-0 tras 90 minutos para definer al campeón de Copa desde los once pasos. Ahí, la espectacularidad y el gran momento de Volpi frente al héroe del Clásico de Clásicos, Antonio Rodríguez.

Primero, Jair Pereira cobró y el brasileño Volpi atajó. Edgar Benítez tiró para Gallos y marcó el 1-0.

Posteriormente, Oswaldo Alanís y el propio Tiago Volpi marcaron. Después, Carlos Cisneros volvió a errar para Chivas al igual que Candelo para Querétaro.


En el cuarto penal de la serie, Orbelín Pineda y Luis Miguel Noriega anotaron para sus respectivos equipos, y finalmente, en el disparo que no podia fallar, en el que se quitaría la espina del cobro que erró en el Clásico, Alan Pulido reventó su disparo en el poste.

Gallos Blancos celebró desde los penales, con triunfo de 3-2, su primer título de Copa a costa de Chivas. Volpi y el eterno Rey Midas, Víctor Manuel Vucetich le hicieron lo impensado al Rebaño Sagrado.


RELACIONADOS:GuadalajaraQuerétaro

Más contenido de tu interés