null: nullpx
Cruz Azul

América y la portería maldita del Estadio Azteca

Tras la eliminación ante las Chivas en la Copa MX, 'Las Águilas' han consolidado el arco norte del 'Coloso de Santa Úrsula' como su 'maldición'.
27 Oct 2016 – 2:52 PM EDT

Corría la final de ida en el Clausura 2007 entre el América y el Pachuca. Una torrencial lluvia caía en el Estadio Azteca donde los Tuzos dominaban por completo a las Águilas, sin embargo, el marcador se mantenía 0-0, en gran parte, por la extraordinaria actuación de Guillermo Ochoa, arquero azulcrema.

‘Paco Memo’ vivía una extraordinaria campaña y era uno de los grandes artífices para que aquellas Águilas estuvieran en la gran final. No obstante, en el momento cumbre, en el peor momento, llegó una pifia del arquero azulcrema luego de un disparo de Juan Carlos Cacho que no llevaba absolutamente nada y que se le acabó colando de las manos al hoy guardameta del Granada de España.

América tiene un arco bendito, y otro maldito. La portería sur, justo en donde se ubican las barras de las Águilas, se han escrito letras de oro a favor de los azulcremas; el histórico gol de Carlos Reinoso en la Interamericana ante Boca Juniors, el gol de Hugo Norberto Castillo para romper una década de sequía americanista o la increíble remontada en aquella histórica final ante Cruz Azul.


Pero en la portería norte, más lágrimas que alegrías. Además de aquella pifia de Guillermo Ochoa, en aquel arco Ignacio González y Edwin Hernández sentenciaron la final que las Águilas perdieron con León en el adiós de Miguel Herrera como su entrenador antes de tomar al Tri.

Este miércoles, el América perdió en penales con las Chivas Rayadas del Guadalajara. El cobro de las penas máximas se hizo en el arco norte, justo debajo de donde se ubica la porra visitantes.

Ahí, en ese mismo lugar, el cuadro azulcrema perdió las semifinales, también de Copa MX, ante el Cruz Azul en el año de 2013. Un penal errado de Aquivaldo Mosquera le dio a la Máquina el pase a la final del torneo, mismo que obtuvo al derrotar al Atlante.

Apenas unos meses después, la Máquina y las Águilas se vieron las caras en la final del Clausura 2013 donde definieron el título en penales, pero en el otro lado de la cancha del Azteca, en el arco bendito.


Más contenido de tu interés