null: nullpx
México

Uruguay 95, el primer desencanto de México

En la Copa América de 1995, el combinado azteca mostró una cara completamente distinta que en Ecuador 1993.
5 Jun 2016 – 2:27 PM EDT

Si Ecuador 93 había revelado al mundo un Tri espectacular y al más alto nivel con un fútbol vistoso y efectivo. Capaz de llegar a la final del evento tras un periodo oscuro de su historia, en Uruguay 95 enseñó su otra cara la de un balompié que avanzaba a trompicones, con poca planeación y capaz de caer en penales -una vez más- ante lo que entonces se consideraba un “rival a modo”: Estados Unidos.

Luego de las excelentes participaciones de México en la copa de un par de años antes y en el Mundial de Estados Unidos 94, por increíble que parezca el entorno del técnico Miguel Mejía Barón se enturbió con la prensa.

Además varios jugadores del grupo base del equipo habían tenido un largo periodo de actividad con apenas descanso y no fueron convocados, y los que sí reflejaron esa situación.

El clima frío y húmedo, las canchas demasiado duras y una organización que maltrató de más al Tri, no ayudaron tampoco en nada.


Como ocurrió dos años antes, México inició la justa perdiendo 2-1. Lo hizo ante Paraguay, pero lejos de lo enseñado en el debut en el 93 y del buen sabor de boca que dejó, ahora todo lucía como un presagio de tragedia.

Sin embargo, luego vino un triunfo de 3-1 contra Venezuela y se aplacaron un poco los ánimos caníbales en torno al conjunto.

El último partido de la fase de grupo fue ante Uruguay, pero una vez más la organización le pasó cuentas por pagar a México. Un torrencial aguacero cayó el 12 de julio, la fecha en que estaba programado el encuentro y se recorrió un día.

Los organizadores avisaron a los uruguayos antes de salir de su hotel, pero a los mexicanos hasta que estuvieron en los vestuarios del inmueble. Pese a todo, México dio su mejor encuentro de la competencia e igualó a un gol con los anfitriones.

El Tri clasificó como uno de los mejores terceros lugares tras conseguir cuatro unidades en el Grupo A y su rival en cuartos de final sería Estados Unidos, líder del Grupo C que alcanzó seis puntos.

Aquel fue un duelo intenso de principio a fin. Atascado en todos los sectores del campo y de pierna dura a tal grado que 10 jugadores, cinco por bando, fueron amonestados, y uno, García Aspe, fue expulsado a los 89’.

En aquella carnicería, Marcelino Bernal abandonó el campo lesionado tras un choque con Koplas a los 79’. El tiempo regular terminó sin goles y la tanda de penales se hizo inevitable.


Por esa vía el Tri fue eliminado en México 86 y EU 94, ante Alemania y Bulgaria, respectivamente. Se empezaba a cargar con un estigma que a la fecha no se ha sacudido.

Por Estados Unidos marcaron: Eric Wynalda, Moore, Caliguri y Klopas.

Mientras al bando azteca el arquero Brad Friedel detuvo los tiros a Carlos Hermosillo y Alberto Coyote. Sólo marcó Luis García por los verdes.

Miguel Mejía Barón dejó de ser el técnico nacional unos días más tarde. La única buena noticia de la Copa América Uruguay 95 fue el título de goleo de Luis García, el cual compartió con el argentino Gabriel Batistuta, ambos marcaron cuatro goles.


RELACIONADOS:México

Más contenido de tu interés