null: nullpx
México

Historias de la Copa América: Fiesta y mujeres para el Tri previo a Argentina 2011

Unos días antes del inicio del torneo continental del 2011, durante un viaje a Ecuador, se descubrió que un grupo de jugadores había ingresado prostitutas al hotel donde estaban hospedados. Ocho futbolistas fueron expulsados del Tri.
1 Jun 2016 – 11:42 PM EDT

Entre septiembre del 2010 y junio del 2011, el Tri navegó entre el escándalo y la discordia. Una serie de eventos fueron dejando una estela de castigos y de dudas a todos los niveles.

El caos era evidente y la fiesta, la indisciplina de los jugadores y el desorden federativo estaban a la mitad de todo aquello.

En septiembre del 2010, un grupo de 13 jugadores fueron castigados por organizar y participar en una fiesta con mujeres en un hotel de Monterrey tras un juego amistoso con Colombia en Monterrey.

En junio del 2011, otro grupo de cinco futbolistas del Tri dieron positivo por clembuterol durante la Copa Oro 2011.

Y unos días más tarde, ocho jovenes jugadores Sub 22 convocados para la Copa América Argentina 2011 fueron expulsados del equipo, al descubrirse que habían introducido prostitutas a sus habitaciones en el hotel de Quito donde se hospedaban.

México por órdenes de la Concacaf, para darle prioridad a la Copa Oro de la zona, ordenó a la Federación Mexicana de Fútbol no asistir al torneo de la Conmebol con su mejor plantel.

Si quería ir, debía hacerlo con un grupo Sub 22 reforzado con cinco elementos mayores. Se rompió así la costumbre de asistir a los dos torneos de manera seguida con el mismo equipo desde 1993.

Al Tri no le quedó más remedio que obedecer. El encargado de aquel grupo encaminado rumbo a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 era Luis Fernando Tena.

Previo a la Copa América, aquel juvenil conjunto enfrentó una serie de partidos de preparación. El 11 de junio ante Venezuela en Dallas (perido 0-3), ante Independiente de Medellín en Tijuana el 14 de junio (2-2), luego igualó con Colombia (0-0) en la ciudad de Pereira de aquella nación y tres días más tarde, el 25 de junio jugó ante Ecuador y le venció 1-0 en Quito.

En el lapso de la estadía en Quito, un grupo de jugadores mexicanos denunció el robo de distintas piezas electrónicas como computadoras portátiles, celulares y dinero en efectivo por un monto de 15.300 dólares.

Sin embargo, el gerente del hotel luego de la partida del equipo mexicano a Argentina, presentó un par de videos de seguridad en los que probaba que varias mujeres ingresaban a las habitaciones de los futbolistas hasta en dos distintas ocasiones.

También expresó sus dudas porque los deportistas no utilizaron las cajas de seguridad de los cuartos.

Ya en Argentina, los jugadores confesaron que aquello era verdad. Recibieron la visita de cuatro mujeres en por lo menos un par de oportunidades entre el viernes 24 de junio y la madrugada del 26.

La decisión de las autoridades de la FMF fue expulsar a Israel Jiménez, Néstor Vidrio, David Cabrera, Jorge Hernández, Jonathan dos Santos, Marco Fabián, Javier Cortés y Néstor Calderón.

Además fueron inhabilitados de la selección durante seis meses y recibieron una multa de 50 mil pesos (unos 4, 347 dólares de aquellos días).

En su lugar fueron llamados Kristian Álvarez, Antonio Gallardo, Edgar Pacheco, Alan Pulido, Emilio Orrantia, Ulisés Dávila, Diego de Buen y Oswaldo Alanís.

Al ya de por sí diezmado equipo mexicano se le sumaron aquellas ausencias y no tuvo una afortunada participación en la Copa América. Cayó 2-1 con Chile, 1-0 con Perú y finalmente 1-0 ante Uruguay. Y debió volver pronto a casa.

Sin embargo, aquel grupo, ganó la medalla de oro de los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y ya con algunos de los castigados incorporados en el 2012 se colgó la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

RELACIONADOS:México

Más contenido de tu interés