null: nullpx
Super Bowl

Los Ángeles en el Super Bowl, una victoria para la NFL

Tras dos décadas, los Rams regresaron a casa y ahora van por un título que le daría la razón a la Liga.
24 Ene 2019 – 11:31 AM EST

La historia de la NFL en Los Ángeles siempre ha sido blanca y negra. Equipos han llegado, se han ido, han regresado, durante dos décadas la ciudad quedó olvidada y ahora de nueva cuenta hay dos franquicias.

El hecho de que los Rams de Los Angeles hayan avanzando al Super Bowl LIII es una victoria para la NFL.

Los Ángeles ha albergado a un sinfín de equipos de fútbol americano profesional, no todos pertenecientes a la NFL.

Los Rams y Raiders son las dos franquicias que más bases sementaron en Hollywood y que más éxito obtuvieron.

En 1946 los entonces Cleveland Rams se mudaron a Los Ángeles y jugaron en el mítico Coliseo hasta 1979. A partir del próximo año Anaheim se convirtió en su nueva casa.

En 1982, un año después de conquistar el trofeo Vince Lomardi, los Raiders dejaron Oakland y se reubicaron a Los Ángeles, uniéndose a los Rams, lo que genró una rivalidad como pocas.

Los Malosos no tardaron en ganarse a su nueva afición, y es que en 1984 ganaron su segundo título al vencer a los Washington Redskins en el SB XVIII

A raíz del trágico terremoto de Northridge que dañó el Coliseo, aunado a los roces entre aficiones, ambos equipos abandonaron Los Ángeles en 1995.

Los Rams se mudaron a St. Louis, donde ganaron el Super Bowl XXXIV y fueron denominados ‘The Greatest Show on Turf’. Por su parte, los Raiders regresaron a Oakland y permanecerán ahí hasta el 2019 (en 2020 se reubicarán a Las Vegas).

Debido a la cantidad de Ligas Norteamericanas (NBA, MLB, NHL y MLS) con equipos en la ciudad, Los Ángeles se olvidó de la NFL.

A pesar de tratarse del segundo mercado más grande en Estados Unidos, la NFL nunca fue un auténtico éxito ahí.

Las pésimas condiciones de los estadios existentes, la incapacidad para formular un plan junto al gobierno para la creación de un nuevo inmueble y el que la Liga no se animará a agregar más equipos de expansión fueron factores para no hubiese un equipo durante 20 años.

Por momentos se dudó que Los Ángeles volviera a tener una franquicia, pero la NFL nunca cesó su esfuerzo y en 2016 se cumplió su “capricho”.

En 2016 los Rams se despidieron de St. Louis para regresar a casa. La inesperada reubicación se debió a que su dueño Stan Kroenke se comprometió a construir un nuevo estadio, el cual se inaugurará en Inglewood en 2020.

Una temporada después, tras cerca de 60 años en San Diego, los Chargers también se mudaron a L.A.

Tanto Chargers como Rams han ganado más de los presupuestado en la que era considerado una ciudad 'maldita' para la NFL.

El que los Rams representen a Los Ángeles en próximo Super Bowl ante los New England Patriots es una victoria para una NFL que promovió su regreso y que parece haber acertado.

Si los Rams ganan el SB y los Chargers en plan ascendente, estén seguros que la NFL se quedará por mucho tiempo en Los Ángeles.

RELACIONADOS:Super BowlLos Angeles Rams

Más contenido de tu interés