Lewis Hamilton, el campeón de la F1 que de niño vencía a los adultos con carros a control remoto