Ayrton Senna sorprendió a propios y extraños en la Fórmula Uno