null: nullpx

El síndrome de Mikey García ¿Lo padecerá Canelo ante Kovalev?

García, al igual que Canelo, subió dos divisiones, pero en la práctica la pelea se salió del libreto.
30 Oct 2019 – 9:42 AM EDT

La decisión de 'Canelo' Álvarez de llevar su cuerpo a un terreno desconocido en su carrera el próximo dos de noviembre es de admirarse para algunos, y una locura para otros, pero lo cierto es que existe un precedente reciente que añade a la voluntad de Canelo un toque dubitativo.

Cuando el tetracampeón del mundo, Mikey García, anunció a finales del año pasado que subiría dos divisiones (de ligero a wélter) para desafiar al monarca de la FIB, Errol Spence Jr., pocos creyeron que podría conquistar su quinta corona mundial.

En marzo de este año, García llevó si ímpetu a la práctica en el AT&T Stadium donde fue ampliamente superado por Spence Jr., y con ello resurgió el debate del porqué de la existencia de categorías de peso en el boxeo. El cuerpo de García no se adaptó lo suficiente en tan corto tiempo y pagó por ello.

Si hay algo que Canelo puede aprender de la empresa temeraria de García es que la voluntad no lo es todo cuando se trata de escalar la cima del éxito. Arriba del ring son varios los factores que podrían complicarle la velada al mexicano, empezando por la facultad del cuerpo para lidiar con la fatiga con cada campanazo.

Como si fuera poco, la fuerza de los embates del rival es otro factor de peso. Kovalev lleva por apodo 'Krusher', es decir, aquel que aplasta, machaca, pulveriza a sus contrincantes. Sin embargo, en virtud de la objetividad, cabe decir también que el Kovalev de hoy día no es el mismo que enfrentó --y derrotó-- a Bernard Hopkins en 2014.

Canelo nunca ha sido llevado al límite en su carrera y el MGM Grand podría ser el primer recinto en el que el tricampeón mexicano tenga que superar la adversidad. O quizás el desafío culmine en no más que un tremendo trabajo de marketing y una victoria relativamente sencilla.

Publicidad