null: nullpx

La lluvia, el visitante inesperado que afecta de nuevo la jornada del Miami Open

La semifinal entre la estonia Anett Kontaveit y la australiana Ashleigh Barty fue interrumpida cuando iba 2-2 por el clima, que ha obligado a mover varios partidos de su horario.
28 Mar 2019 – 05:55 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/12
Comparte
La Semifinal entre la estonioa Anett Kontaveit y la australiana Ashleigh Barty es la última víctima de la lluvia en el Miami Open, que revive este problema frecuente durante otras ediciones. Crédito: Reuters
2/12
Comparte
La referee Pam Whytcross (izquierda) tuvo que detener el juego en dos ocasiones, primero cuando iba 2-0 a favor de Barty y luego con el empate 2-2. Crédito: Reuters
3/12
Comparte
El público ha sido muy paciente en esta jornada de la Semifinal femenina, que tras la eliminación de la japonesa Naomi Osaka, vive la expectativa de quién será la ganadora. Crédito: Reuters
4/12
Comparte
Los tenistas en ambas competencias, tanto en hombres como en mujeres, se han tenido que llenar de paciencia ante la inclemencia del clima. Getty Images
5/12
Comparte
Durante esta edición del torneo, Ashleigh Barty ha vivido dos detenciones en partidos suyos. Crédito: Getty Images
6/12
Comparte
El anterior para la australiana, fue el triunfo contra la checa Petra Kvitova (foto), en un duelo que le dio paso a estar entre las cuatro mejores del certamen. Getty Images
7/12
Comparte
El Miami Open suele tener este problema de clima durante sus torneos, aunque vale recordar que para este torneo estrena instalaciones. Crédito: Getty Images
8/12
Comparte
El torneo ATP Masters 1000 se celebra en Miami Gardens por primera vez, después de 32 años de disputarse en la pistas de Crandon Park, de Key Biscayne. Allí llegó la lluvia. Crédito: Getty Images
9/12
Comparte
El número de asientos en el estadio es de 13.800; la pista Grandstand tiene capacidad para 5.191 espectadores; 3.024 en la Pista número 1 y 1.564 en la Butch Buchholz. Crédito: Getty Images
10/12
Comparte
Las nuevas instalaciones fueron dotadas con 12 canchas de competición y otras 18 de entrenamiento, en un proyecto que costó 60 millones de dólares. Pero fue imposible contar con la dureza de la lluvia de nuevo. Crédito: Getty Images
11/12
Comparte
Los jugadores se han mostrado impresionados con los nuevos y amplios terrenos, además de todo el diseño de las instalaciones, que son "originales" y de un gran gusto. Todo a pesar del clima, que entre otros afectó un juego de Roger Federer en Octavos de Final. Crédito: Getty Images
12/12
Comparte
Por ahora, la lluvia toma protagonismo en el Miami Open como un invitado inesperado que afectó el horario de los juegos, en este caso, de una de las Semifinales en la rama femenina. Crédito: Getty Images
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés