null: nullpx

Patriots-Steelers y Falcons-Packers, así fue su camino rumbo al Super Bowl

Recordamos cómo llegaron los cuatro equipos a las finales de la AFC y NFC y quiénes son los favoritos para jugar el partido del Súper Domingo.
19 Ene 2017 – 10:42 PM EST
Reacciona
Comparte
1/48
Comparte
Definidas las finales de conferencia de la NFL con los Halcones de Atlanta recibiendo a los Empacadores de Green Bay en la NFC y los Patriotas de Nueva Inglaterra haciendo los honores a los Acereros de Pittsburgh en la AFC, haremos un recuento de cómo llegaron a estas instancias los cuatro contendientes. Crédito: AP-NFL
2/48
Comparte
New England clasificó a los playoffs como el mejor equipo de la División Este y sembrado N°1 de la Conferencia Americana con récord de 14-2. Curiosamente, las únicas dos derrotas del equipo de Boston fueron como local ante buenos conjuntos defensivos como Buffalo y Seattle. Crédito: AP-NFL
3/48
Comparte
Los Patriots arrancaron la temporada con tres triunfos al hilo pese a la ausencia de Tom Brady, suspendido por el caso del Defletegate, en la que el equipo se vio contundente anotando más de 23 puntos en todos los juegos contra Arizona, Miami y Houston. El invicto terminó en la Semana 4 con la visita de los Bills que nulificaron la ofensiva de Jacoby Brissett. Crédito: AP-NFL
4/48
Comparte
Entonces Brady entró en acción en la visita a Cleveland donde mostró que sigue con un nivel impresionante y que llegaba con sed de venganza por el castigo, tirando 406 yardas en su debut en la campaña y tres touchdowns, todos con Martellus Bennett. Crédito: Getty Images
5/48
Comparte
Los Pats hilvanaron cuatro victorias más de forma contundente para irse a la semana de descanso con marca de 7-1. Arrollaron a los Browns, Bengals y sorprendió su triunfo en Pittsburgh y la revancha por paliza 41-25 sobre los Bills en Buffalo. Crédito: AP-NFL
6/48
Comparte
New England volvió a la actividad en la Semana 10 con el juego estelar de la campaña por la visita de los Seahawks. Un rival importante y con cuentas pendientes tras el Super Bowl XLIX. Seattle se encargó de frustrar la conexión Brady-Gronk, y con soberbia actuación de Doug Baldwin con 3 TDs, le propinó su segunda derrota a los hombres de Belichick. Crédito: Getty Images
7/48
Comparte
Además de volver a ser derrotados, los Patriotas perdieron por el resto de la temporada a su ala cerrada estrella, Rob Gronkowski tras un severo golpe del safety Earl Thomas. Crédito: Getty Images
8/48
Comparte
Sin embargo, el calendario fue benevolente con los Pats pues siguieron tres juegos bastante a modo ante 49ers, Jets y Rams donde el conjunto de azul y plata se proyectó hacia los playoffs sin mayor esfuerzo alcanzando récord de 10-2 para el último cuarto de la campaña 2016. Crédito: AP-NFL
9/48
Comparte
En la Semana 14, Brady dio una cátedra en Lunes por la Noche antes Baltimore, una formidable defensiva ante la que lanzó 400 yardas y tres touchdowns. Después Nueva Inglaterra visitó a Denver y logró una victoria significativa que condenó al último campeón. Crédito: AP-NFL
10/48
Comparte
Los Pats cerraron la campaña con sendas palizas sobre Jets y Dolphins para ligar siete victorias. Brady lo volvió a hacer y perder solo uno de sus 12 juegos lo puso como candidato a ganar el MVP. Crédito: AP-NFL
11/48
Comparte
Su marca de 14 ganados y dos perdidos le permitió a New England descansar una semana para preparar su primer juego de playoffs y en la Ronda Divisional no necesitó emplear mayor esfuerzo para superar a Houston. Los Texans regalaron el partido ante unos Patriots que, si bien no se mostraron aplastantes, hicieron lo justo para doblegar a su rival y meterse por sexto año consecutivo a la final de la AFC, donde recibirán a Pittsburgh. Crédito: AP-NFL
12/48
Comparte
Pittsburgh se clasificó a los playoffs como campeón de la División Norte con récord de 11-5 que le permitió ser el sembrado N° 3 de la AFC. Tres de sus cinco derrotas ocurrieron como visitante y sufrió dos descalabros en casa por los triunfos de Patrios y Cowboys en Heinz Field. Crédito: Getty Images
13/48
Comparte
Los Steelers comenzaron la campaña con paso victorioso pues apalearon 38-16 a Washington a domicilio y luego dieron cuenta de un rival divisional al vencer por ocho puntos a Cincinnati. Después del arranque 2-0 vino una sorprendente paliza 3-34 en su visita a Philadelphia ante el novato Carson Wentz, sin embargo el equipo se recuperó muy rápido. Crédito: AP-NFL
14/48
Comparte
En la Semana 4, Pittsburgh volvió a su estadio y le propinó una tremenda apaleada a Kansas City de 43-14, logrando su margen más amplio en el año y con Roethlisberger lanzando cinco pases de touchdown. Crédito: AP-NFL
15/48
Comparte
Luego volvió a ganar sin problemas ante los Jets con 4 TDs más de su QB, pera después caer en su visita a Miami. Ese día se lesionó el Big Ben y luego vino la tercera derrota con la visita de New England. Los Acereros se fueron con marca de 4-3 a la semana de descanso. Crédito: Getty Images
16/48
Comparte
Tras el bye, el cual Pittsburgh no supo aprovechar para ajustar errores, los Steelers volvieron a perder dos encuentros consecutivos muy dolorosos, ya que fueron ante sus archirrivales. Primero cayeron en Baltimore y luego Dallas y sus increíbles novatos les ganaron en Heinz Field en el mejor partido de la temporada regular. En ambos, ‘Big Ben’ volvió a los controles." Crédito: Getty Images
17/48
Comparte
El equipo de negro y amarillo estaba 4-5 entrando a la Semana 11 y entonces vino la gran explosión de los Killer Bs que empezaron a acumular yardas y touchdowns al por mayor. Le’Veon Bell corrió para 620 yardas y cinco touchdowns en los cuatro juegos siguiente mientras Antonio Brown superó las 1100 yardas y tuvo un juego con tres recepciones de anotación. Crédito: Getty Images
18/48
Comparte
Además de acumular yardas, Pittsburgh sacó cuatro triunfos vitales para revivir - sobre Browns, Colts, Giants y Bills - que al final terminaron siendo siete en total para concluir el año con victorias apretadas antes sus tres rivales de la AFC Norte. Crédito: Getty Images
19/48
Comparte
Amarraron el título de la División Norte de la AFC con el triunfo 31-27 sobre los Ravens en la Semana 16, el Día de Navidad. Al final terminaron la emporada con récord de 11-5. Crédito: Getty Images
20/48
Comparte
Los Acereros avanzaron a la postemporada como el mejor equipo en la ronda de comodines y ahí dieron cuenta de los Dolphins cobrando revancha de la derrota en la Semana 6. Pittsburgh le ganó 30-12 a Miami con par de touchdowns de Bell y Brown. Crédito: Getty Images
21/48
Comparte
Luego superaron 18-16 a Kansas City con seis goles de campo de Chris Boswell, quien se sumó al grupo de Killer Bs para entrar a la final de la Conferencia Americana donde visitarán a los Patriots. Crédito: Getty Images
22/48
Comparte
Atlanta se metió a los playoffs como el mejor equipo de la División Sur de la Nacional y sembrado N° 2 de la NFC por su récord de 11-5. Tres de sus derrotas fueron por un margen menor a los tres puntos y cayó en tres ocasiones como local en el Georgia Dome. Crédito: Getty Images
23/48
Comparte
Los Falcons empezaron el año con un sorprendente descalabro en casa ante Tampa Bay para luego acumular cuatro victorias al hilo ante rivales que en el papel se veían mucho más fuertes. Atlanta ganó en Oakland y New Orleans, luego arrolló a Carolina de local y viajó a Denver para imponerse a los campeones y alcanzar marca de 4-1. Crédito: Getty Images
24/48
Comparte
Durante esos juegos, Matt Ryan puso sobre la mesa su candidatura para ser el MVP de la temporada. El quarterback de Atlanta lanzó 1740 yardas y 12 touchdowns en cinco partidos, el mejor de ellos ante las Panteras a quienes les hizo 503 yardas y cuatro pases de anotación. Crédito: Getty Images
25/48
Comparte
Después de la notable racha ganadora, los Halcones acumularon dos tropiezos duros primero en su visita a Seattle y luego en su estadio ante San Diego que le arrebató el triunfo al final. Crédito: Getty Images
26/48
Comparte
El equipo de Dan Quinn enderezó el rumbo con dos triunfos muy buenos. Primero en juegazo aéreo que acabó 33-32 sobre Green Bay, donde Ryan completó el 80 por ciento de sus pases y tuvo 3 touchdowns, y luego vengándose de Tampa Bay con tunda 43-28 a domicilio. Crédito: Getty Images
27/48
Comparte
El 13 de noviembre los Falcons perdieron en Philadelphia y se marcharon a la semana de descanso con marca de 6-4. Volvieron a la actividad pegándole 38-19 a Arizona y de nuevo volvió a perder en casa en el último segundo. Kansas City le ganó 29-28 con juegazo del ídolo local Eric Berry y arruinaba los festejos en búsqueda del título divisional. Crédito: Getty Images
28/48
Comparte
Pero Atlanta supo aprovechar las concesiones que le dejó el calendario, cerrando la temporada ante cuatro equipos con récord perdedor, a los cuales derrotó pese a no contar con su receptor estrella, Julio Jones, por lesión. Crédito: Getty Images
29/48
Comparte
Cuatro triunfos promediando 38.5 puntos por juego. Rams, 49ers, Panthers y Saints fueron las víctimas para que los Falcons confirmaran su gran momento y el liderato de la NFC Sur como la mejor ofensiva de la NFL. Crédito: Getty Images
30/48
Comparte
Su marca de 11 ganados y cinco perdidos le permitió descansar en el Wild Card y por ellos su primer juego de postemporada llegó hasta la Ronda Divisional donde apaleó 36-20 a los Seattle Seahawks. Crédito: Getty Images
31/48
Comparte
Matt Ryan tuvo 338 yardas y 3 TDs. El juego sirvió para tomar revancha ante los ‘Hawks y, sobre todo, para dejar en claro que Atlanta es un equipo contendiente con un ataque sumamente poderoso que puede acabar a cualquier defensiva. Ahora esperan a Green Bay por el boleto al Super Bowl. Crédito: Getty Images
32/48
Comparte
Green Bay entró a los playoffs como el líder de la División Norte de la Conferencia Nacional con récord de 10-6, que le valió ser el equipo N°4 en la NFC. Las seis derrotas de los Empacadores ocurrieron en un lapso negativo de 10 semanas y dos de sus caídas fueron en el respetado Campo Lambeau. Crédito: Getty Images
33/48
Comparte
Los Packers arrancaron la temporada con un cerrado triunfo en Jacksonville y luego cayeron en su visita a Minnesota. La siguiente semana hicieron su debut como locales donde le pegaron a Detroit y apenas en la Semana 4 les tocó descanso. Regresaron al Lambeau y cosecharon otra victoria sobre los Giants para ponerse 3-1. Crédito: Getty Images
34/48
Comparte
Entonces vino la visita de los Cowboys en la Semana 6 y ahí perdieron el invicto en casa. Dallas exhibió la debilidad defensiva de Green Bay 30-16 y Aaaron Rodgers dejó ver una extraña irregularidad en su juego. Crédito: Getty Images
35/48
Comparte
Cuatro días después vencieron 26-10 a los Bears y luego volvieron a jugar de visitantes perdiendo por un punto en un juego espectacular en Atlanta. En la Semana 9 se encendieron los focos rojos al caer otra vez en el Lambeau Field ante los Colts de Andrew Luck y todavía estaba por llegar lo peor. Crédito: Getty Images
36/48
Comparte
Tras dos descalabros que los tenían con marca de .500, el calendario mostraba tres visitas: Tennessee, Washington y Philadelphia, el equipo perdió dos de ellas y acumuló cuatro derrotas al hilo. El 4-6 hacia creer que los Packers estaban sin opciones de ir a la postemporada. Crédito: Getty Images
37/48
Comparte
Fue entonces cuando Rodgers dijo que confiaba que el equipo podía revertir la mala racha y colarse a los playoffs. Lo siguiente fue espeluznante. Comenzando por los Eagles, Green Bay cerró el año ganándole además a Texans, Seahawks, Bears, Vikings y Lions. Crédito: Getty Images
38/48
Comparte
Seis victorias consecutivas para alcanzar el 10-6 y de paso amarrar el campeonato de la NFC Norte. Rodgers consiguió 1667 yardas y 15 touchdowns en ese lapso de seis juegos, para disparar sus cifras de los 10 primeros. Crédito: Getty Images
39/48
Comparte
A-Rod sacó la casta y despejó las dudas sobre su desempeño acaparando elogios por sus impresionantes actuaciones. Ese cierre y su incremento en la postemporada le ha valido ser el favorito de muchos para MVP de la campaña. Crédito: Getty Images
40/48
Comparte
Los Empacadores recibieron a Gigantes en la ronda de comodines y apalearon 38-13 a NY con 362 yardas y 4 TDs para Aaron Rodgers, aunque perdieron a su hombre de confianza, el receptor Jordy Nelson. Crédito: Getty Images
41/48
Comparte
En el juego divisional tuvieron que visitar a Dallas. El mejor partido en lo que va de los playoffs, Green Bay se impuso 34-31 a los Cowboys con goles de campo de Mason Crosby, pero impulsado por otro juegazo del ‘12’ que cada vez luce mejor. Ahora están en la final de la Nacional donde visitarán Atlanta, como el equipo más enrachado de la NFC con ocho victorias seguidas. Crédito: Getty Images
42/48
Comparte
En materia de favoritismo los dos partidos lucen muy parejos en el papel, pues se trata de cuatro equipos que se han visto dominantes con sus rivales y llegan muy embalados a la postemporada. Todos tienen una importante racha de triunfos seguidos: Falcons (5), Packers y Patriots (8) y Steelers (9) lo que hace más difícil decantarse por un ganador claro. Crédito: Getty Images
43/48
Comparte
Por experiencia la ventaja está del lado de New England y Green Bay pues son los que más presencias en postemporada han tenido en los últimos 10 años. Crédito: Getty Images
44/48
Comparte
Los Patriotas tienen una racha impresionante pues solo una vez no han avanzado en las 10 más recientes campañas. En 2007 y 2011 perdieron el Super Bowl pero salieron campeones en 2014. Este es su sexto año consecutivo en la final de la AFC, un récord en la NFL. Mientras los Acereros no clasificaron cuatro veces en ese lapso. Crédito: AP-NFL
45/48
Comparte
Por su parte los Empacadores han clasificado a playoffs ocho veces en 10 campañas, solo perdiéndose dos años la postemporada. Ganaron el Super Bowl en 2010 y disputaron la final de la NFC en 2014. En tanto, los Halcones no pasaban a playoffs desde hace cuatro años y se perdieron seis veces la postemporada desde 2007. Crédito: Getty Images
46/48
Comparte
No obstante, para las casas de apuesta los favoritos son Atlanta (-5) y New England (-5.5) debido a su mejor récord en la temporada regular, donde se ubicaron como el #2 de la NFC y #1 de la AFC respectivamente. Crédito: Getty Images
47/48
Comparte
Muchos apuntan a Green Bay para representar a la Conferencia Nacional y, aunque el pronóstico es más reservado en la Americana, no sería extraño que Pittsburgh consiga quitarse la paternidad de los Patriots y con ello se reedite el Super Bowl XLV donde enfrentaron a los Packers. Crédito: Getty Images
48/48
Comparte
En la NFL cualquier cosa puede pasar, y con esos cuatro mariscales de campo comandando las ofensivas, nada está escrito. Lo que sí es seguro es que el domingo tendremos dos choques de alarido para definir a los equipos que disputarán el Super Bowl LI en el NRG Stadium de Houston el próximo 5 de febrero. Crédito: Getty Images
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés