null: nullpx

El maleficio del Madden al que Tom Brady le hace gambeta

Extrañamente, los jugadores que fueron portada del Madden –producido por la casa EA Sports– entre 1999 y el 2000 no gozaron de buena suerte en sus carreras.
12 May 2017 – 06:19 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/15
Comparte
No hay explicación alguna sobre lo que pasó con estos jugadores y su vínculo con el famoso videojuego de fútbol americano –que hoy en día es de tradición en los amantes de este deporte–, pero lo cierto es que poco les duró la felicidad de protagonizar su portada. Crédito: AP / EA Sports
2/15
Comparte
El corredor Dorsey Levens (Green Bay Packers) fue el elegido para aparecer en la portada del juego para el año 2000 tras lograr su segundo mejor registro el año anterior con 1,034 yardas en toda la temporada. Sin embargo, tras su aparición su carrera se fue en picada y se retiró 4 años después. Crédito: AP / EA Sports
3/15
Comparte
En la edición 2001 del Madden el turno fue para el corredor de los Tennesse Titans Eddie George, quien después de ello sufrió una dura lesión que lo sacó de los campos tras llevar a su equipo al Super Bowl. Regresó y en el 2004 se retiró jugando para los Dallas Cowboys. Crédito: AP / EA Sports
4/15
Comparte
El quarterback de los Minnesota Vikings, Dante Culpepper, llegó a la portada del Madden para la edición 2002, año en el que sufrió una lesión en el tobillo que lo dejó fuera en esta temporada. Crédito: AP / EA Sports
5/15
Comparte
El año siguiente, 2003, el turno fue para Marshall Faulk, corredor de los St. Louis Rams. Aunque en el 2002 no logró superar las 1,000 yardas, en el año del Madden su registro comenzó a caer estrepitosamente hasta el retiro en el 2005 con solo 292 yardas. Crédito: AP / EA Sports
6/15
Comparte
Para el Madden 2004 la portada fue el quarterback Michael Vick de los Atlanta Falcons. Su proyección era grande, pero se vio interrumpida cuando sufrió una fractura de peroné que lo sacó por algunos meses de los campos. Crédito: AP / EA Sports
7/15
Comparte
El apoyador Ray Lewis, de los Baltimore Ravens, tuvo doble castigo por su aparición en la portada del Madden 2005. En ese año sufrió una fractura de muñeca y el en 2006 sufrió un golpe que lo sacó de la temporada en la semana 6. Crédito: AP / EA Sports
8/15
Comparte
Tras la salida de Donovan McNabb (quarterbak de los Philadelphia Eagles) en el Madden 2006 le cayeron encima una hernia y luego una rotura de rodilla. Entre 2005 y 2006 el jugador solo estuvo presente en 19 partidos. Crédito: AP / EA Sports
9/15
Comparte
Luego de firmar con EA para ser portada del Madden en el 2007, el corredor Shaun Alexander (Seattle Seahawks) sufrió una lesión en la semana 3 y solo hasta la 10 pudo regresar. Para el 2007 fue el corredor con el contrato más alto de toda la NFL. Crédito: AP
10/15
Comparte
En la portada del Madden 08 el turno fue para Vince Young, quarterback de los Tennessee Titans. Justamente, ese año el jugador sufrió una lesión de rodilla que lo llevó a perder la titularidad en el equipo. Crédito: AP / EA Sports
11/15
Comparte
Brett Favre, quarterback de los Minnesota Vikings, llegó a la portada del Madden 09. Uno de los mejores jugadores de la NFL que en esta temporada no sufrió una lesión de gran repercusión pero llegó al final con una sobrecarga que lo perjudicó. Crédito: AP / EA Sports
12/15
Comparte
Troy Polamalu, de los Pittsburgh Steelers, y Larry Fitzgerald, de los Arizona Cardinals, fueron el último gran caso de la maldición del Madden tras su versión del 2010. Los dos jugadores se lesionaron en el transcurso de esa temporada. Crédito: AP / EA Sports
13/15
Comparte
Sin embargo, existen otros casos que le hacen contrapeso a la teoría de la maldición. Por ejemplo, Adrian Peterson fue portada del Madden 25 (2015) y cumplió con una gran temporada con 1,266 yardas y 13 anotaciones vía terrestre. Crédito: AP / EA Sports
14/15
Comparte
1,450 yardas y 13 touchdowns fueron la respuesta de Odell Beckham Jr a ser portada del Madden 16, por lo que no todo está perdido. Crédito: AP / EA Sports
15/15
Comparte
Tom Brady será la portada del Madden 18 y desde ya le salió al paso a la llamada maldición asegurando, con humor, que no creía en ello. Crédito: AP
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés