null: nullpx

Richmond Oilers, un equipo que traspasó fronteras

Gracias al entrenador Carter, esta historia llegó para darnos una lección de liderazgo y disciplina deportiva en el basquetbol.
20 Mar 2020 – 09:36 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/12
Comparte
Una historia basada en hechos reales que narra la historia del entrenador Ken Carter, protagonizado por Samuel L. Jackson, y su regreso a su ciudad natal 20 años después, como entrenador de basquetbol. Crédito: YouTube
2/12
Comparte
El amor por su comunidad era tan grande que aceptó entrenar al equipo de su alma mater. Crédito: Getty Images
3/12
Comparte
La problemática que envolvía a Richmond en los 90’s eran las pandillas, las drogas y el desempleo; se decía que era más probable que un adolescente tuviera más oportunidad de llegar a la cárcel que a la Universidad Crédito: Justin Sullivan/Getty Images
4/12
Comparte
La única condición que puso Carter era tener el control total del programa de basquetbol. Cuando tomó al equipo, su récord era de cuatro victorias y 20 derrotas. Crédito: SFGate.com
5/12
Comparte
Su principal objetivo: tener un equipo de ‘estudiantes-atletas’. Para lograrlo, Carter les hizo firmar un contrato personal con los siguientes lineamientos. Crédito: YouTube
6/12
Comparte
Mantener calificaciones de 2.3 de promedio, un poco más alto que el mínimo, asistencias completas en clases, sentarse en primera fila, usar camisa y corbata en días de partidos y hablar con propiedad. Crédito: SFGate.com
7/12
Comparte
El entrenador les hizo ver, mediante pesados entrenamientos y estrategias inusuales, que el trabajo en equipo y la disciplina eran la clave para lograr sus objetivos tanto en la cancha como en lo personal. Crédito: SFGate.com
8/12
Comparte
Un hecho que marcó al equipo fue cuando el entrenador, al ver que no todos los jugadores habían cumplido con el contrato, cerró las puertas del gimnasio y envió a todos a estudiar, pues hasta que no hubiera una mejora, no volverían a jugar.
9/12
Comparte
Esto causó inconformidades tanto en la preparatoria como con los padres de familia y la comunidad, pues el equipo finalmente era bueno y, al fin, ganaban partidos. Crédito: YouTube
10/12
Comparte
La acción del entrenador Carter ganó mucha publicidad y atención en los medios, pues consideraban que su método era muy extremo, pero el logró dejar claro el mensaje.
11/12
Comparte
Carter terminó con un récord de 19 partidos ganados y sólo cinco perdidos y la mitad de su equipo fue admitido a la universidad, varios de ellos fueron a universidades de alto prestigio.
12/12
Comparte
Definitivamente Carter demostró su compromiso con su ciudad natal, con su equipo y con la educación, pues en 2002 creó una fundación para ayudar a dar oportunidades educativas a minorías jóvenes. Crédito: SFGate.com
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Básquetbol
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés