null: nullpx

Geo González | Becky Hammon abrió caminos a base de 'no'

Sacrificó jugar con EUA por llegar a unos Olímpicos, ahora es histórica de NBA.
19 Sep 2019 – 1:00 PM EDT

"Yo no nací ni la más alta, ni la más rápida, nunca estudié en preparatoria ni universidad grande, no entré al draft de la WNBA, ni fui invitada a la selección nacional de Estados Unidos, el 'no' es la palabra que más he escuchado, eso me ayudó a descubrir que siempre hay otros caminos", Becky Hammon

Rebecca Lynn 'Becky' Hammon, nacida un 11 de marzo de 1977 en Rapid City en Dakota del Sur y con 1.68 de estatura, fue nombrada Miss Basquetbol en preparatoria rompiendo todos los records.

Ingresó a Colorado State donde también rompió todos los records del basquetbol: puntos totales, puntos por partido, tiros, tiros libres, asistencias y robos.

Es miembro del salón de la fama y fue nombrada jugadora del año. Su jersey incluso retirado como homenaje y con todo eso, no logró ser parte del draft para la WNBA.

Aún así, después fue firmada por el New York Liberty, ganando la preferencia del público y del entrenador.

Los sueldos no son comparables entre la WNBA y la NBA por lo que algunas jugadoras juegan en otras ligas durante el año. Becky lo hizo en Italia, Grecia, España y Rusia.

¿El sueño de Hammon? Los Juegos Olímpicos, pero nunca fue tomada en cuenta siquiera para las pruebas.

Era 2007, los Juegos Olímpicos de Beijing estaban a la vuelta de la esquina.

En ese momento la federación rusa la invita a representar a ese país.

El sueldo de Hammon jugando para CSKA era seis veces más que el de la WNBA siendo titular. Becky dijo sí e inmediatamente la polémica se desató a raíz del comentario de Anne Donovan la entrenadora del equipo estadounidense.

“¿Juegas en este país, vives en este país y creciste en esta tierra y no te pones su camiseta? No eres patriota, eres traidor”.

Becky contesto a Donovan diciendo: “Tu no me conoces, no sabes como crecí, no sabes lo que significa la bandera para mi, portarla en la escuela era el más grande honor, cuidar que ninguna de sus esquinas tocara el suelo, amo a mi país, amo mi himno, se me pone la piel chinita cuando lo escucho, tu y yo definimos el patriotismo muy diferente, no se trata de mi país, sino de jugar los Juegos Olímpicos”.

Donovan, quien no asistió a los JJOO de Moscú por el boicot, cambió su postura cuando supo que a Hammon nunca le fue dada la oportunidad siquiera de probarse con los EEUU.

Durante las semifinales de los Juegos Olímpicos de Beijing, Rusia enfrentó a las norteamericanas. Hammon se colocó la mano en el pecho durante el himno de su país, los Estados Unidos, quienes avanzaron a la final y conquistaron una vez mas el oro olímpico.

“Yo tenia dos opciones, quedarme en mi sillón a ver los Juegos Olímpicos o jugarlos”, dijo Becky Hammon después de conquistar la medalla de bronce para Rusia.

Hammon regreso a la WNBA para jugar con las Silver Stars de San Antonio y disputó una final, también volvió a los Olímpicos de Londres con Rusia.

Una ruptura del ligamento de la rodilla retiró a Hammon del basquetbol, pero solo como jugadora.

En 2014 Gregg Popovich, considerado el mejor coach de la NBA, la invitó como asesora para los Spurs de San Antonio. En 2016 fue contratada como asistente de los Spurs en la NBA, la primera mujer en tener ese rol.

Para quienes crean que es un asunto mediático, vale decir, que según los expertos, críticos, coaches, jugadores y prensa, Becky Hammon tiene la capacidad de leer, interpretar y ajustar el juego de cualquier jugador o partido en escasos minutos, además de la habilidad para comunicarlo y así sacar de cada jugador o equipo la mejor parte o potencial.

Envidiables características para un asistente o entrenador de cualquier liga o deporte ¿no cree?

Recuérdela, Becky Hammon.

RELACIONADOS:NBAOpinión Deportes

Más contenido de tu interés