¡Tremendo patadón de Elliott! Se empata el juego