¡Doble daño de Ridley! El receptor consigue ocho puntos