null: nullpx
Deportes

Mundial de Rugby vuelve a dar vida a una ciudad devastada por el tsunami

Más de ocho después del terrible desastre natural, la ciudad japonesa de Kamaishi se recuperará a través del deporte.
20 Ago 2018 – 10:12 AM EDT

Cuando dentro de poco más de un año la ciudad japonesa de Kamaishi acoja el Mundial de Rugby, la emoción será intensa para sus habitantes, quienes perdieron a más de un millar de vecinos durante el tsunami de marzo del 2011.

El estadio, construido sobre las ruinas de dos escuelas barridas por el maremoto, pero cuyos más de 400 estudiantes sobrevivieron huyendo dos kilómetros hacia la montaña, fue inaugurado este domingo en esta antigua ciudad minera del nordeste del archipiélago nipón. Un poderoso símbolo de esperanza y de resistencia.

A veces llamada la "ciudad del rugby" por su relación con el balón oval, Kaimishi y sus 34,000 habitantes se han volcado con el deporte para encontrar la fuerza para recuperarse del desastre.

Al inicio de los años 80, el club local, Nippon Steel Kamaishi RFC, conquistó siete títulos nacionales consecutivos, ganándose el apodo de 'los hombres de hierro del norte'. Los 'Kaimashi Seawaves' han tomado su relevo, y la ciudad se ha unido en torno a este equipo.

En Kamaishi, los souvenirs de la catástrofe están por todos lados.

Desde el nuevo estadio, el Kamaishi Recovery Memorial Stadium, parten dos rutas de escape que serpentean las colinas, y a algunas centenas de metros del terreno de juego, los obreros reconstruyen los diques de protección.

Las señales recuerdan el nivel alcanzado por la ola, y un conmovedor monumento llama a no olvidar: "Corre, corre hacia la zona alta... y diles a las futuras generaciones que un tsunami ha llegado hasta aquí".

El estadio, con una capacidad para seis mil espectadores, será ampliado para la ocasión: 16,000 aficionados podrán presenciar el partido Fidji-Uruguay previsto para el 25 de septiembre de 2019 y un encuentro que enfrentará a Namibia contra un rival todavía por determinar el 13 de octubre.

Durante el partido inaugural del domingo, los Seawaves perdieron 29-24 frente a Yamaha Jubilo, un club de primera división nipona al que pertenece Ayumu Goromaru, una de las estrellas en el sorprendente recorrido de Japón en el Mundial 2015


RELACIONADOS:Deportes

Más contenido de tu interés