null: nullpx
Deportes

Bailarina, víctima de los atentados en el Maratón de Boston, corre a pesar de que perdió la pierna

Con valentía y entusiasmo Adrianne Haslet-Davis corre la Maratón de Boston 2016, a pesar de haber perdido una pierna en la edición del 2013.
18 Abr 2016 – 01:05 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Adrianne Haslet-Davis un ejemplo de vida. Crédito: Twitter

La edición 120 del Maratón de Boston, el más longevo del mundo, que se disputa hoy, volverá a tener como gran objetivo el proporcionar la mayor seguridad a los más de 30.000 participantes.

Los atentados terroristas ocurridos hace tres años, que costaron la vida a tres personas, Martin Richard, de14 años, cuya madre y hermana resultaron heridas; Krystle M. Campbell, de 29, gerente de un restaurante, y Lu Lingzi, de 23, de origen chino, estudiante en la Universidad de Boston, y dejaron cerca de 300 heridos, han generado que los 42,195 kilómetros que tendrá la carrera estén vigilados por 5.000 agentes del orden.

Ese día fue de terror para una bailarina llamada Adrianne Haslet-Davis, quien era una de las entusiastas espectadoras cerca de la meta cuando se escuchó la explosión y luego la segunda en la que perdió la parte inferior de la píerna izquierda por lo que ahora usa una prótesis de última generación, la cual le permitió volver a los escenarios en marzo del 2014.

De los cerca de 300 heridos 14 sufrieron amputaciones. Adrianne no se rinde y de alguna manera ha estado presente en el maratón cuando en 2014 acompañó a sus hermanos en la meta y un año más tarde bailó para recibir a los atletas que acababan el recorrido. Para este año, ella quiere ser parte de la carrera más antigua del mundo con ayuda de sus amigos y familiares, cruzar la meta como lo hizo en el 2013 otra víctima, Rebekah Gregory, quien también perdió la pierna izquierda en el mismo atentado, pero en el 2015 con todo y prótesis llegó al final del recorrido.

Adrianne no solo correrá para superarse a sí misma, también lo hace para recaudar dinero y para concienciar sobre las labores de la ONG ‘Limbs for life’, que se dedica a ayudar a gente que ha perdido sus extremidades y que no pueden costearse una prótesis.

Etiopía se adueñó del Maratón de Boston cuando Lemi Berhanu Hayle ganó la prueba masculina y Atsede Baysa la femenina.

Hayle, de 21 años, triunfó con un tiempo extraoficial de dos horas, 12 minutos y 45 segundos, y 47 segundos de ventaja sobre el campeón del año pasado, su compatriota Lelisa Desisa.

Fue el primer triunfo de Hayle en un maratón importante. Previamente había ganado cuatro carreras de menor envergadura.

Los etíopes monopolizaron el podio, ya que al segundo lugar de Desisa se sumó el tercero de Yemane Adhane.

Baysa, por su parte, remontó una desventaja de 37 segundos con menos de 8 kilómetros (5 millas) por correrse y a 3 km (5 m) rebasó a su compatriota Tirfi Tsegaye, que la escoltó a 44 segundos.

Baysa hizo un tiempo extraoficial de 2.29.19.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Deportes

Más contenido de tu interés