null: nullpx
Tokyo 2020

La boricua Jasmine Camacho-Quinn gana el oro en los 100 metros vallas

Con una marca de 12.37 segundos batió la plusmarquista mundial, la estadounidense Kendra Harrison (12.52).
2 Ago 2021 – 01:32 AM EDT
Reacciona
Comparte
Jasmine Camacho-Quinn. Crédito: Ryan Pierse/Getty Images

La atleta puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn volvió a poner a Puerto Rico en el mapa del atletismo olímpico al conquistar la medalla de oro en los 100 metros vallas de Tokyo 2020 con una marca de 12.37 segundos que le alcanzó para batir con holgura a la plusmarquista mundial, la estadounidense Kendra Harrison (12.52).

La medalla de bronce fue para Megan Tapper, de Jamaica, que con 12.55 batió por cinco centésimas a la nigeriana Tobi Amusan en la pelea por el bronce.

Jasmine concede a Puerto Rico la primera medalla de oro en atletismo en unos Juegos Olímpicos y la segunda en total. La primera la obtuvo la tenista Mónica Puig en el torneo de tenis de Río 2016.

En las semifinales, con 12.26, ya había batido el récord olímpico de la australiana Sally Pearson (12.35 en Londres 2012), algo que ninguna otra atleta boricua había logrado antes.

Camacho-Quinn, de 24 años, no necesitó correr tan rápido en la final para coronarse, al fin, campeona olímpica, cinco años después de su desgracia en Río 2016. En su debut con 19 años, tropezó con una valla en semifinales y no pudo acabar la carrera.

Después de conseguir siete de las diez mejores marcas mundiales del año y haber ganado todas sus carreras esta temporada, la puertorriqueña ha logrado trasladar su hegemonía a la máxima competición deportiva, los Juegos Olímpicos.

Griego Miltiades le ‘robó el oro a Cuba en salto de longitud

El griego Miltiadis Tentoglu, campeón de Europa, sentenció con su último salto, de 8,41 metros, la final olímpica de longitud que hasta ese momento había sido un mero duelo cubano entre Juan Miguel Echevarría y M aykel Massó, al final resignados a colgarse las otras medallas.

El salto ganador de Tentoglou era igual que el mejor de Echevarría, pero el griego tenía mejor segundo para el desempate: 8,15 frente a 8,09.

Veintiún años después del triunfo de Iván Pedroso en los Juegos de Sydney, Echevarría aspiraba a convertirse, con sólo 22, en el segundo cubano campeón olímpico de longitud, pero Tentoglu arruinó sus planes. Juan Miguel terminó segundo, con 20 centímetros más que su compatriota Massó y 23 sobre el español Eusebio Cáceres, que volvió a rozar la medalla con los dedos, como en el Mundial de Moscú 2013, cuando se quedó a un solo centímetro.

Bajo la atenta mirada de Iván Pedroso, en la actualidad exitoso entrenador de triplistas como la venezolana Yulimar Rojas (oro) y la española Ana Peleteiro (bronce), Maykel Massó abrió con 8,21, Echevarría se puso líder en el tercero (8,41) y ya acariciaba la victoria cuando el griego se descolgó con su postrero salto ganador.

Cargando Video...
Raven Saunders realiza protesta simbólica en podio de Tokyo 2020
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés