null: nullpx
Opinión Deportes

Raúl Méndez | La nueva Europa

Estos jóvenes jugadores comienzan a tomar el protagonismo de las pronto exfiguras.
8 Sep 2020 – 04:33 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La actualidad del futbol mexicano e internacional la encontrarás semana a semana. Crédito: TUDN

El futbol como la vida misma, es de ciclos. Todo tiene fecha de caducidad. La labor de un entrenador es identificar los momentos idóneos para determinar cuándo inician y terminan, además de asumir el costo que implican porque los resultados pueden no ser inmediatos.

La reanudación del calendario internacional a nivel de selecciones presenta el cambio generacional en selecciones como Portugal, Inglaterra, España y Alemania en esta nueva versión de la Liga de Naciones de la UEFA.

Comenzamos con Portugal. El vigente campeón de Europa y de la primera edición de la Nations League dispone de una auténtica generación dorada. Con el talento a su alrededor, Cristiano Ronaldo está más cerca de ganar el Mundial de Catar que el propio Lionel Messi en Argentina.

Sin desplegar un futbol estético, los lusitanos apelaron al orden para ganar la más reciente Euro pero ahora Fernando Santos dispone de más y mejores armas en la ofensiva como Joao Félix, Bernardo Silva y Bruno Fernandes. Hay talento para mantenerse un buen rato en la élite.

El mundo sigue con asombro el crecimiento de Inglaterra. Ante el excesivo número de jugadores extranjeros, la FA (Football Association) y los clubes de la Liga Premier invirtieron en la cantera y los resultados están llegando con los campeonatos obtenidos en los mundiales con límite de edad. Todavía falta que el famoso Big Six (Liverpool, Manchester City, Manchester United, Chelsea, Tottenham y Arsenal) tenga una base inglesa pero el progreso es muy significativo cuando temporadas atrás remotamente se podía contar a uno o dos jugadores locales en la alineación.

De las joyas a disposición de Gareth Southgate puede citarse a Raheem Sterling, Jadon Sancho, Marcus Rashford, Harry Kane y Mason Greenwood. Ahora los Tres Leones necesitan el mismo talento en la portería y la defensa para soñar con pelear por otro título mundial.

En Alemania Joachim Löw gestiona el cambio de ciclo de manera progresiva. “Retiró” a Thomas Müller, Jerome Boateng y Mats Hummels y mantuvo a muy pocos veteranos como Manuel Neuer, Toni Kroos e Ilkay Gündogan para guiar a los Timo Werner, Kai Havertz o Julian Brandt, entre otras joyas germanas.

Luis Enrique regresó con una España muy distinta a la que dominó el juego mediante el pase corto. Sin Xavi e Iniesta, la actual generación tiene otro perfil que nutre a la Roja de un ataque más directo, disparos de larga distancia y juego por las bandas. Su fuerza depende del colectivo. La figura es el veterano Sergio Ramos.

Francia y Bélgica presentan pocos cambios elocuentes.

Al igual que con los portugueses, pocos evocarán las formas empleadas por Francia para imponerse en Rusia 2018. Didier Deschamps le dio solidez defensiva a un equipo muy físico que hizo de la estrategia un arte para aprovechar la táctica fija y el contragolpe con jugadores letales en el espacio largo. Desde entonces mantiene la base.

La capacidad de Kylian Mbappé, como el principal aspirante al trono de Messi y Cristiano, junto a Antoine Griezmann, Paul Pogba y Raphael Varane puede poner a los galos al nivel de Italia y Brasil como las únicas naciones que ganaron dos mundiales consecutivamente.

Mención especial para la Bélgica de Roberto Martínez que todavía exprime a la generación liderada por Kevin de Bruyne y Eden Hazard, quienes están a punto de llegar a la treintena, mientras que la Italia de Roberto Mancini ha vuelto a figurar dependiente de los veteranos Giorgio Chiellini, Leonardo Bonucci y Ciro Immobile aunque ya aparecen los Donnarumma, Zaniolo y Barella para encabezar el cambio.

Hasta la próxima semana. Cuídense mucho, por favor.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Opinión Deportes
Publicidad