null: nullpx
Bundesliga

Raúl Méndez | Trainer

En Alemania existe una apuesta clara por entrenadores jóvenes, pero bien preparados.
18 Ago 2020 – 01:31 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La actualidad del futbol mexicano e internacional la encontrarás semana a semana. Crédito: TUDN

Trainer. Es el nombre del documental dirigido por Aljoscha Pause en el que retrata la vida de tres jóvenes entrenadores alemanes que se abren paso en las divisiones inferiores del futbol alemán.

Uno de ellos es Frank Schmidt, quien está al frente del Heidenheim desde el 2007 y estuvo a punto de llevarlos hasta la Bundesliga, pero fue derrotado por Werder Bremen en el más reciente Playoff.

Cito el trabajo de Pause porque en la actualidad las semifinales de las UEFA Champions League tienen como protagonistas a tres entrenadores alemanes: Thomas Tuchel, Julian Nagelsmann y Hansi Flick, que aspiran a suceder en el trono europeo a su compatriota Jürgen Klopp.

Todos forman parte de un movimiento que comenzó a gestarse a finales de los 90 a iniciativa de Berti Vogts, quien en sus últimos días como entrenador de la Mannschaft presentó a la DFB (Federación Alemana de Futbol) un proyecto de renovación del futbol alemán desde los cimientos con dos ejes esenciales: la producción de jugadores y entrenadores.

El futbol alemán fue el último de los grandes en tener una liga nacional (1963), pero siempre ha tenido una estupenda organización con sus ligas regionales que, con el paso de las décadas, han ofrecido la infraestructura necesaria para echar a andar el sueño que comenzó con Vogts.

Para producir mejores jugadores necesitaban primero mejores entrenadores. Aprovecharon la red de asociaciones regionales para construir escuelas donde pudieran certificar entrenadores. Desde el inicio tuvo el respaldo de los clubes para aportar el capital y de los seleccionadores nacionales como Jürgen Klinsmann y Joachim Löw para legitimar el proceso de aprendizaje revisando personalmente el plan de estudios que requería el balompié germano.

Cuando Löw sucedió a Klinsi tuvo como primer asistente precisamente a Flick, quien después fue promovido como coordinador técnico de todas las selecciones nacionales hasta ser llamado por Bayern Münich para integrarse como auxiliar de Niko Kovac. Hoy Fick dirige al poderoso conjunto bávaro que ha inflingido al Barcelona su más humillante derrota a nivel continental.

No fue la primera vez que el Bayern fue a buscar entrenador en la estructura de las selecciones alemanas. Ya lo había hecho en los años setenta con Uddo Lattek y Dettmar Cramer en la época dorada del club con el tricampeonato europeo.

En Alemania apuestan por jóvenes e innovadores entrenadores con proyectos a largo plazo conscientes de que en el proceso habrá triunfos y fracasos. Obviamente todos sujetos a resultados en periodos razonables pero en esencia siguen dependiendo del plan iniciado hace más de dos décadas.

Hoy Tuchel y Nagelsmann representan a una corriente de entrenadores germanos que son casi impredecibles en la estrategia. En un partido hacen que sus equipos cambien indistintamente de parado táctico y sus jugadores no ocupan una posición fija porque son multifuncionales. Tuchel ha tenido que frenarse en un club de figuras como el PSG, no así Nagelsmann que ha hecho del RB Leipzig un equipo de autor plagado de jóvenes muy moldeables.

Para un director técnico rival son difíciles de predecir cómo jugarán, con qué alineación, con qué dibujo. Para quien gusta del futbol una buena razón de disfrutar y aprender.

Hasta la próxima semana. Cuídense mucho, por favor.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Bundesliga

Más contenido de tu interés