null: nullpx
Liverpool

Liverpool sabe de emociones, de volteretas y de nunca caminar solo

Los Reds se impusieron ante el Barcelona, casi como aquella vez que desafiaron al imponente Milan en 2005.
7 May 2019 – 04:55 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Remontar un marcador en contra, con una desventaja amplia, es algo que Liverpool ya tiene dominado. Nunca ha sido lo ideal el estar en esa situación; sin embargo, es real que los Reds ‘no caminan solos’ y que de sus adentros emerge más valor que nunca. Lo de hoy, ante Barcelona, fue una calca de lo que se vivió en el 2005 ante Milan. La diferencia es que, en esta ocasión, Liverpool consiguió su pase a la final; hace 14 años se proclamó monarca de una.

¿Quién podría pensar que existieran los valientes que le pasaron por encima a Dida, Cafú, Stam, Nesta, Maldini, Pirlo, Gattuso, Seedorf, Kaká, Crespo y Shevchenko? ¿Quién podría haber pensado que el cuadro inglés se iba a reponer a un primer tiempo fatalista para los suyos?

Milan parecía tener el título de la Champions League en la bolsa. Tres goles en 44 minutos lo hacían soñar y levantar ‘la orejona’ antes de tiempo. El primer gol fue al minuto uno. La fiesta del equipo italiano empezaba muy pronto. Doblete de Crespo al 39’ y 44’. ¿Seguiría con vida el Liverpool? Sí, fueron apenas tres vidas perdidas; le quedaban cuatro y las aprovechó.

Empate a tres en el segundo tiempo. Seis minutos le bastaron a los Reds. Gerard al 54’, Smicer al 56’ y Xabi al 60’. Retumbó el estadio Olímpico de Ataturk en Estambul. Tiempos extras. Tanda de penales. Tres éxitos tiros para los de Rafa Benítez; solo dos para los de Carlo Ancelotti.

Liverpool nunca caminó solo rumbo a su quinto título de Champions League. tampoco lo hizo rumbo a una nueva final de la máxima competencia de clubes en europa.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:LiverpoolBarcelona

Más contenido de tu interés