null: nullpx
Juventus

Raiola, representante del 'Chucky', exige a las autoridades italianas investigar el racismo en el fútbol

Matuidi, Kean y el lateral brasileño Alex Sandro fueron insultados por hinchas locales, que simularon el grito de mono contra estos jugadores.
3 Abr 2019 – 8:53 AM EDT

El agente Mino Raiola, quien representa a Hirving 'Chucky' Lozano, apoyó al francés Blaise Matuidi y al joven Moise Kean, los dos jugadores de la Juventus que fueron víctimas de insultos racistas el martes en un partido en Cagliari, instando a las autoridades italianas a tener "valor" y ser más severos con los culpables.

"Estoy al lado de Blaise y de Kean. El racismo es para mí un sinónimo de ignorancia. Nadie puede ni debe justificarlo", declaró Raiola en un mensaje transmitido a la AFP.

"Estoy orgulloso de mis chicos y estaré con ellos hasta el final", añadió el agente, que representa a numerosos futbolistas de alto nivel como el sueco Zlatan Ibrahimovic o el italiano Mario Balotelli, además de Matuidi y Kean.

El martes por la noche en Cagliari, Matuidi, Kean y el lateral brasileño Alex Sandro fueron insultados por hinchas locales, que simularon el grito de mono contra estos jugadores. Tras el 2-0 definitivo, marcado por Kean a cinco minutos para el final del partido, los gritos se intensificaron.

Según las imágenes del canal Sky Italia, Kean festejó su gol quedándose inmóvil y con los brazos abiertos frente a una de las curvas del estadio de Cagliari, mientras que sus compañeros se lo llevaron poco después hacia el centro del campo.

Al mismo tiempo, Matuidi, muy enojado, discutía con su entrenador Massimiliano Allegri y realizaba gestos hacia esa misma parte de las tribunas y después hablaba durante unos instantes con el árbitro.

"Hay que tener valor y hace falta castigos severos para que quien actúa de manera racista y para quien justifique el racismo, sea cual sea la manera. Hay que estar unidos frente al racismo. No se puede ser italiano y racista al mismo tiempo", añadió Raiola, que tiene la doble nacionalidad italo-holandesa.

Tras el partido, Leonardo Bonucci, compañero de Kean y Matuidi provocó más polémica al responsabilizar al joven Kean de lo sucedido, porque el delantero, de 19 años, desafió a la grada quedándose inmóvil frente a los aficionados rivales, con los brazos abiertos.

"Kean sabe que cuando marca, debe festejarlo con sus compañeros. Sabe que podría haber hecho algo diferente", declaró el defensa.

"Hubo gritos racistas tras el gol. Blaise los ha escuchado y estaba enojado. Creo que hay responsabilidad por ambas partes. Moise no debería haberlo hecho (festejar de esa manera) y la curva no debería haber reaccionado así", añadió.

También su entrenador, Massimiliano Allegri, criticó al jugador: "No debería haber festejado de esa manera. Es joven y tiene que aprender, pero hay cosas que tampoco se deberían escuchar desde las gradas"


RELACIONADOS:Juventus

Más contenido de tu interés