null: nullpx
Juventus

De Maradona a Higuaín: el Juve-Napoli que pone a Italia cual volcán en erupción

“Que le vaya bien allí donde vaya. Pero la historia entre Maradona y Napoli nunca terminará”, comentó Diego sobre la “traición” del Pipa.
29 Oct 2016 – 8:13 PM EDT

Casi como si se tratara de la rivalidad deportiva entre Estados Unidos y México, los Juventus contra Napoli desbordan tantísima pasión porque son choques entre el Norte y el Sur. Juventus históricamente representa a la Italia norteña, rica e industrial, la Italia de las fábricas automotrices. Nápoles representa a la Italia sureña, pobre y agrícola, la Italia de los migrantes, pero asimismo la Italia del cine.

Sólo considerando el párrafo anterior se entiende la lava incandescente que prendió en llamas al calcio italiano tras el pago de casi 100 millones de euros para trasladar a Gonzalo Higuaín del sur de la bota itálica hacia el norte.

“Tampoco se le puede echar la culpa al jugador. Porque el jugador tiene su responsabilidad, pero los que hacen el negocio son los más felices. Nadie piensa en el hincha”, expresó con amargura Diego Armando Maradona ante la triste imagen del ‘Pipa’ siendo presentado en Turín, fotografiado besando el escudo de la Vecchia Signora.


Nadie tiene la autoridad moral para hablar así de un goleador traspasado entre acérrimos rivales como Maradona. Fue él quien hizo de los años ochenta en Italia una década napolitana en tiempos en que la Juventus del francés Michel Platini era la mandona del calcio y también en Europa más allá de los Alpes. Diego le dio a los Partenopei (Partenopeos, como son conocidos los futbolistas del Nápoles) los únicos dos scudettos que ostenta la institución.

El polémico fichaje de Higuaín (la traición, decían los furiosos tiffosos napolitanos durante el verano en sus mantas), reencendió una histórica rivalidad que parecía apagarse cuando el Napoli se fue a la bancarrota a principios del año 2000. Respaldados por la empresa automovilística FIAT, lo económico jamás fue problema para la Juventus. Sin embargo, el descenso forzado de los Bianconeri en 2006 por el escándalo de corrupción arbitral repitió los Juventus-Napoli, pero en la Serie B.

Eventualmente la Juventus regresó a su lugar de honor en el balompié italiano. El Napoli también regresó, pues el club fue financiado por el productor de películas Aurelio De Laurentiis y guiado de vuelta a la Serie A. El mismo De Laurentiis no escatimó en diplomacia para Higuaín cuando lo tachó de persona falsa y de actor: " Sin embargo, voy a excluir la segunda posibilidad: yo sé de actores."

El volcán que permaneció largamente dormido ha vuelto a la actividad. Los Juventus-Napoli han vuelto a hacer de los estadios en el norte y el sur de Italia auténticos vertederos de lava y azufre. Desde Maradona hasta Higuaín, la rivalidad está encendida otra vez.

RELACIONADOS:JuventusNapoli

Más contenido de tu interés