Román Torres: “Para llegar al éxito siempre hay que sufrir”