null: nullpx
Estados Unidos

Cayó la guillotina sobre la cabeza de Bradley en la Premier League

El Swansea City marcha en puestos de descenso tras 11 juegos dirigidos por el primer entrenador estadounidense en el fútbol inglés.
27 Dic 2016 – 03:10 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Bradley no logró sacar lo mejor del delantero Fernando Llorente. Crédito: Athena Pictures.

Dos victorias, siete derrotas y dos empates fue el registro de Bob Bradley con el Swansea City para una producción de ocho puntos de 33 posibles. Su ya ex equipo se halla en puestos de descenso sólo por arriba del Hull City, aunque son cuatro los puntos que lo separan de la zona de salvación.

Según la prensa británica, los propietarios estadounidenses de Swansea estaban decididos a permitir que Bradley usara el mercado invernal para mejorar la plantilla. A mediados de 2016 el conjunto galés se despidió de jugadores como el ghanés Andre Ayew y el francés Bafetimbi Gomís. Otros, como el ecuatoriano Jefferson Montero, han bajado su nivel.

Sin embargo, la dolorosa derrota por 4-1 ante el West Ham United en propia casa provocó incidentes con los aficionados galeses, quienes no estuvieron de acuerdo con la llegada de Bradley desde el inicio. Los seguidores del Swansea poseen un porcentaje del club y no fueron consultados por los dueños estadounidenses, lo que provocó inconformidad.

A Bradley también le llovieron críticas y cuestionamientos por utilizar vocabulario estadounidense tomado de deportes distintos al fútbol, como el básquetbol de la NBA. Su estadía en la Premier estaba destinada a fracasar desde el inicio dado el modo en que arribó.

Tras ser despedido de la selección de Estados Unidos en 2011, Bradley probó fortuna con la selección de Egipto, con el Stabaek de la liga de Noruega y con el Le Havre de la segunda división francesa. Esperó paciente la oportunidad de dar el salto a una liga europea importante; desafortunadamente ha acabado mal.

Bradley declaró lo siguiente apenas conocer de su destitución:

"Sabía a lo que me enfrentaba cuando vine a Swansea y sabía que lo más difícil iba a ser sacar puntos lo más pronto posible. Pero creo en mí mismo y creo en intentarlo siempre... El fútbol puede ser cruel, y hay que ser fuertes. Le deseo al Swansea lo mejor".

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Estados Unidos

Más contenido de tu interés