null: nullpx

¿Por qué Marcelo Bielsa le ofrece emotivas disculpas a Hernán Crespo 20 años después?

El actual técnico del Leeds United se arrepiente de haber calificado al ‘Valdanito’ con una cualidad que no tenía y que tiempo después adquirió.
23 Ago 2018 – 3:08 PM EDT

Marcelo Bielsa sigue maravillando con sus conferencias de prensa con el Leeds United de Inglaterra. Le han pasado situaciones chuscas con su traductor personal, en otras ha intentado hablar en inglés de forma errónea, pero en esta ocasión dejó una auténtica lección de vida. Desgranó las razones por las cuales le ofrece disculpas a Hernán Crespo, a quien empezó a dirigir con la albiceleste en 1998 y hasta 2005.

“Les voy a contar un grave error que cometí, debe ser uno de los errores que no me perdono. Me tocó dirigir a un gran centroatacante, que fue Crespo. Era un jugador muy generoso. Me tocó dirigirlo en dos momentos: cuando él estaba madurando y cuando ya había madurado”.


La sinceridad se apoderó entonces del baúl de sus recuerdos: “Cuando él estaba madurando, yo una vez le dije que lo consideraba un jugador maduro. Yo le estaba mintiendo. Trataba de fortalecer su autoestima asignándole una característica y una cualidad que yo no pensaba que él tuviera”.

Bielsa tuvo su primer contacto con Crespo en 1998, cuando el delantero tenía un par de temporadas en el balompié europeo, con el Parma. Para 2005, el ‘Valdanito’ ya era un auténtico ‘killer’ del área en el Inter de Milán. De una a otra fecha el jugador se había transformado de forma radical.

“Cuando pasó el tiempo y él maduró verdaderamente, le dije: '¡Qué madurez actual la tuya! No sos el mismo que eras antes'. El pensó: 'Si antes usted me había dicho que yo ya estaba consolidado, entonces usted me engañó. Antes me dijo que era sólido y no pensaba que lo era'. Y no me lo perdonó nunca. Y con mucha razón”, recalcó.

“Todo esto lo cuento pero no para contárselo a ustedes, sino para pedirle públicamente disculpas a él porque yo sé que lo defraudé con ese comportamiento. Aprendí para siempre algo que ya sabía: que si usted a su hijo lo engaña hoy para que su hijo consiga algo, producto de esa fortaleza momentánea y artificial, va a haber resuelto el problema de esa hora y de ese día”, añadió.

“Pero lo va a haber debilitado de ahí en adelante porque lo va a haber convencido de que él es de una manera que en realidad sólo puede ser por un segmento corto. El error que yo cometí con Hernán Crespo para captarlo fue decirle que él era definitivamente así, y en realidad yo no estaba pensando eso. Porque él fue más adelante como yo le dije que era antes", sentenció.

Más contenido de tu interés