null: nullpx

Ousman Manneh, de refugiado a figura de la Bundesliga

Dos años después de llegar a Alemania como refugiado, el joven de 19 años se convirtió el sábado en el primer gambiano que marca un gol en la Liga alemana.
17 Oct 2016 – 12:03 PM EDT

El delantero del Werder Bremen Ousman Manneh hizo historia este fin de semana después anotar el gol de la victoria 2-1 sobre el Bayer Leverkusen en la Bundesliga, apenas dos años después de su traslado a Alemania desde Gambia como refugiado.

Manneh, de 19 años de edad, dejó a su familia en 2014 y huyó a Alemania, donde comenzó a jugar al fútbol en un centro de refugiados. Sobre su llegada al país germano, el jugador de Gambia no quiso dar muchos detalles. "No quiero que me pregunten continuamente sobre ello porque eso provoca que me acuerde de lo que pasó y entonces vuelve a salir todo a la superficie", comentó al respecto.

Cuando apenas tenía 17 años, Ousman fue acogido en un centro de refugiados en Bremen y fue allí, en 2014, cuando comenzó a darse a conocer en las canchas de la región del norte de Alemania. "Desde que era pequeño siempre quise sólo jugar al fútbol. También cuando llegué a Bremen", recordó.

Su tanto de la victoria en el minuto 59 contra el Leverkusen fue su primero con el Werder Bremen y llegó en apenas su cuarto partido, razón por la que manifestó su felicidad e incredulidad por lo que había hecho.

“No puedo creer esto ¿Esto es real o estoy soñando? Este es el momento más grande de mi vida. Es difícil describir mis sentimientos”, dijo el jugador tras el partido del fin de semana.

“Estoy muy orgulloso de ser el primer futbolista de Gambia en jugar cuatro partidos en la Bundesliga y ahora estoy más orgulloso de ser el primero en anotar”, añadió Manneh.

Después de anotar 15 goles en once partidos en la Ligas regionales, equipos como Hamburgo, St.Pauli, Schalke y Werder Bremen buscaron quedarse con el jugador, pero fue en marzo de 2015 cuando finalmente el Bremen logró fichar a Manneh.

"Bremen se ha convertido en mi segunda casa. Aquí he hecho amigos, que me pueden ayudar. ¿Por qué debería irme?", señaló el jugador.

Y la suerte volvió a acompañar a Manneh en la reserva del Werder, pues al llegar a ese equipo coincidió con el entrenador Alexander Nouri, quien luego de ser nombrado entrenador interino del primer equipo tras la salida de Viktor Skripniks, se llevó a Manneh con él.

"Significa mucho para mí. El hecho de que esté aquí sólo se lo puedo agradecer a él. Siempre me pregunto cómo es esto posible. Estoy muy contento de que el entrenador me diera la oportunidad", manifestó el de Gambia sobre Nouri.

Ousman tiene un contrato con el Bremen que se extiende hasta el 2018. Al menos, hasta ese momento está asegurada su estancia en Alemania, donde algún día espera poder llevar a su madre y su hermana.


RELACIONADOS:FútbolBundesligaSV Werder BremenOusman Manneh

Más contenido de tu interés