Fútbol

    Opinión| Ochoa calló bocas con el Standard Lieja y se ganó la titularidad en Rusia

    El arquero mexicano se lució en su primera temporada en Bélgica y debe sí o sí ser el arquero del Tri en la Copa del Mundo.

    whatsappLogoOutline
    facebookLogoOutline
    twitterLogoOutline
    envelopeOutline

    Por:
    Alan Ilitzky Rabinovitz.

    Fue el baluarte de unos 'Les Rouches' que jugarán la Fase Previa de la Champions League.

    Imagen Getty Images
    Fue el baluarte de unos 'Les Rouches' que jugarán la Fase Previa de la Champions League.

    Siempre criticado, sin importar la razón, Guillermo Ochoa volvió a callar la boca de todos sus detractores, incluyendo la mía.

    Publicidad

    Recuerdo el vendaval de perjuicios que se generaron cuando anunció que jugaría en Bélgica con el Standard Lieja, un equipo poco conocido en México en una Liga ignorada en gran parte por la mayoría de los medios de comunicación.

    Una vez más Ochoa se había quedado “corto” y se había conformado con un club de “medio pelo”; sin embargo, al final fue la decisión más idónea para un portero que se ha ganado a base de trabajo, esfuerzo y talento ser el titular de la Selección Mexicana en el Mundial de Rusia 2018.

    ‘Memo’, por primera vez en su carrera, se ha convertido en un líder, en un patriarca que asume la responsabilidad y contagia a sus compañeros y su primera temporada en Bélgica solo puede ser definida como excepcional.

    A pesar de un inicio titubeante, Ochoa fue figura en casi todos los encuentros y sus espectaculares atajadas hicieron que su equipo avanzará a los Playoffs y clasificara, en contra de todo pronóstico, a la Champions League.


    Ochoa no es imbatible bajo los tres palos y es cierto que le cuesta mucho salir por arriba, pero sin duda alguna, merece ser titular en Rusia 2018.

    Su extraordinaria actuación en Brasil, merecida o no por el momento en el que llegaba, aunada a su soberbia temporada este año hacen de Ochoa un indiscutible en la alineación de Juan Carlos Osorio.

    Son pocos los arqueros o futbolistas mexicanos que dejan el glamour y la comodidad de su país para jugar en el extranjero y si bien Guillermo nunca ha figurado en un equipo élite, jugar en el Viejo Continente es algo que pocos pueden presumir.


    En alianza con
    civicScienceLogo
    US