null: nullpx

Opinión | ¿De qué le sirve al Necaxa ganar la Copa MX?

Los Rayos salieron campeones de un torneo que poco a poco va tomando mayor importancia en el fútbol mexicano.
12 Abr 2018 – 11:54 PM EDT

Esta noche los Rayos del Necaxa se impusieron 1-0 a los Diablos del Toluca en el Victoria y con ello se llevaron el título de la Copa MX, pero ¿de qué le sirve este reconocimiento a los hidrocálidos?.

Después de 15 años de mantenerse en el olvido, el torneo de copa revivió en México buscando imitar el estilo de competencia, entre equipos de diferentes divisiones, que se vive en otras latitudes.

Ligas europeas tan importantes como la española, la Bundesliga alemana, la Serie A de Italia y la francesa, por nombrar algunas, conservan la tradición de jugar la Copa, un torneo alterno que da la oportunidad a equipos de otra categoría de enfrentar a las grandes potencias de sus países.

Incluso hay naciones como Inglaterra que tienen más de una copa, para permitir que todos los clubes aspiren a ganar un campeonato opuesto a la primera división que siempre acapara los reflectores.

Por dicha razón, además de los intereses económicos fundamentales para los dirigentes del fútbol, en México se recuperó una competencia que intenta tomar renombre tras haber quedado rezagada.

La Máquina de Cruz Azul había sido el último campeón de la entonces conocida como Copa México cuando derrotó 2-0 a Toros Neza en la lejana temporada 1996-1997, cuando había torneos largos.

Así fue como hace poco más de cinco años, a partir del Torneo Apertura 2012, el fútbol mexicano vio resurgir una justa alternativa al torneo de la Liga MX, que le da la posibilidad de ganar un trofeo cada semestre a los clubes de la Primera División, y también a los de la segunda, el Ascenso MX.

Antes del triunfo necaxista, diez clubes distintos habían sido campeones de la Copa MX en esta nueva etapa -la cual ha sufrido varios cambios de formato- comenzando con Dorados, Cruz Azul, Morelia, Tigres, Santos, Puebla, Veracruz, Querétaro, Monterrey y Chivas, único equipo en ganar dos títulos coperos en dicho lapso.

Dorados de Sinaloa sacó la cara por la liga de ascenso al ganar una copa desde que se reinstauró, mientras Correcaminos, Atlante y Alebrijes ya disputaron una final. Lo que significa que, sumando a los Rayos, ya son diez franquicias de Liga MX las que han levantado un trofeo sin importar como les va en el certamen nacional.

Sin duda, ese es uno de los aspectos más atractivos para los equipos del balompié azteca. El torneo se presta para que los clubes prueben jugadores jóvenes o reservas, y le den minutos a elementos que no han respondido en el máximo circuito, pero también permite que una escuadra que no tiene chance de competir en la Liguilla, aspire a conquistar un título oficial en el fútbol mexicano.

Hace un año, el Guadalajara se llevó un ‘doblete’ al salir campeón de la Liga MX y la Copa MX, una hazaña común para los equipos de Europa que le da jerarquía a los clubes, y que en México los directivos esperan se vuelva costumbre. Conquistar la Copa, viste. Lograr el doblete, da prestigio.

En este Clausura 2018, el Necaxa se coronó en la Copa MX y ahora optará a conseguir igualar la hombrada del Rebaño, pues los Rayos se encuentran en la décima posición de la tabla, a solo un punto de la zona de clasificación a la Fiesta Grande, donde podrían pelear por levantar otro cetro.

Los ’hidrorayos’ al fin pudieron hacerle honor a su estadio ‘Victoria’ ganando su primer título en Aguascalientes, en una revancha contra el Toluca 20 años después de aquella final del Verano 98.

El Necaxa ya logró su objetivo principal de sumar otro galardón a sus vitrinas, que con el tiempo -y una buena Liguilla-, puede significar una recompensa aún mayor.

RELACIONADOS:FútbolTolucaNecaxa

Más contenido de tu interés